Cómo quitar el pañal a gemelos y no morir en el intento

Sí, quitar el pañal a gemelos, qué gran empresa, qué momento tan esperado y tan temido a la vez.

Me tendríais que haber visto la cara cuando su profesora, un lunes por la mañana, sin reparar en mi cara de prisa loca (o loca a secas) y las endémicas ojeras matinales.

“El niño ya está listo para quitarle el pañal. Dime cuando os va bien empezar”

Casi no me repongo del susto. ¿Ya? En mi cabeza el momento era algo casi natural, en verano, correteando por la playa y sin apenas esfuerzo se acercaban a mí y con su voz de ángeles me decían los dos al unísono “mamá, no quiero llevar más el pañal”. Pero no, no fue así. Su profesora insistió en que teníamos que empezar un fin de semana en el que estuviéramos tranquilos en casa y una vez empezáramos, no habría vuelta atrás. Y la niña, ¿no está preparada? No, no. Ella creía que no.

Un fin de semana tranquilo, ¿eso qué es? Sin ninguno a un mes vista en el horizonte, aplazamos el momento como quién no quiere la cosa. Sí, los pañales son un engorro, un gasto, un desperdicio y un crimen contra la naturaleza, pero…son taaaaan cómodos…

La sola imagen de los dos (o uno, casi peor) corriendo por la casa haciéndose sus cosas encima y yo persiguiéndoles orinal en mano me aterrorizaba bastante, no os quiero engañar. Pero armados de valor, paciencia y tras mucho hablarlo, este fin de semana fue finalmente el elegido.

Después de una semana de fiebre gemelar alterna y varios días de baja por fiebrón, mis ánimos no estaban en su mejor momento, pero si hay que hacerlo, se hace.

Llevo solo 72 horas sin pañal (durante el día, claro) y por si hay alguna mamá de dos más en la sala me dispongo a contar mis peripecias quita-pañaleras.

Empezamos, por prescripción escolar, un sábado. Día bastante malo en si ya que el niño volvió a tener fiebre again. Pero eso fue por la tarde y el circo quita-quita ya se había iniciado.

Por la mañana, cuando se van despertando, tengo una charla “larga” (lo más larga que puede aguantar un niño de poco más de dos años) explicándoles, primero a la niña y después al niño, que vamos a empezar a usar ropa interior y hacer pipi y caca en el orinal o en el wáter, cosa nueva a la par que excitante. Exalto las virtudes de la continencia y sus capacidades como maravillosos niños que son hace ya rato.

En contra de todo lo previsto por nuestra profesora (y también por nosotros) la niña avisó cada vez para hacer pipi y solo tuvo un par de pérdidas en los tres primeros días y el niño pasó 24 horas meando, literalmente, en cualquier parte y montando en cólera cada vez que le preguntaba si quería hacer pis. Probablemente, su estado febril no era el más adecuado pero en esto del pañal, como en el amor, todo es empezar…y ya no hay vuelta atrás. Os comparto cosas que había leído o me habían explicado o nos han ido pasando que nos han sido útiles.

como quitar el pañal a gemelos
Ay, qué pereza quitarme el pañal…

Consejos para quitar el pañal a gemelos

  • Hazlo a la vez. Uno al otro se animarán e imitarán y no tendrás que repetir la operación por duplicado
  • Cómprales ropa interior con algo que les haga gracia. En nuestro caso tortugas, niñas, Hello Kitty y demás han sido grandes aliados para que quisieran llevarlos.
  • Lleva el orinal contigo vayas a donde vayas. Tienen que acostumbrarse a hacerlo en un lugar y aunque después ya serán menos exigentes, al principio es bueno que repitan siempre el mismo sitio.
  • Haz que el fin de semana sea un poco monotemático alrededor del fascinante hecho de la micción. Nosotros pasamos un buen rato dibujando peces (sus favoritos) y haciéndoles hacer pipi y caca y a ellos mismos. Se rieron un montón y repetían “como yo” todo el rato mientras les iban pintando pipis y cacas de colores.
dibujos gemelos quitar pañal
Dibujos de ellos mismos y de peces haciendo pipi y caca sin pañal
  • Quítale mucho hierro al asunto si hacen pipi o popo fuera de lugar.
  • No les grites, procura que los primeros días la casa sea un lugar más cómodo y relajado aún, más incluso de lo habitual.
  • Déjales leer cuentos o jugar con sus juguetes favoritos mientras están en el orinal
  • Aunque los reductores de wc funcionan muy bien (hacía ya tiempo que el niño los venía usando) para comprobar que hacen pipi lo mejor es el orinal.
  • Pasa más tiempo en casa, invitar a sus amigos a jugar, por ejemplo, puede ser una buena idea para evitar excitaciones exteriores con sus consiguientes pérdidas amarillomarroneras.
  • Anímales y apláudeles cada vez que hagan pipi o caca o te avisen. Aunque es una obviedad, si se sienten reafirmados y tranquilos en el momento, reaccionarán mucho mejor, verás.
  • “Te estás esforzando mucho” y “lo estás haciendo muy bien” son dos grandes frases. A mí me gusta más la primera para que no busquen siempre la aprobación, pero es bueno que las oigan a todas horas en este brete chungo en el que se encuentran.
  • Si se les escapa algo, se sentirán, probablemente, sucios y tristes. Un abrazo y explicarles que es muy normal y pasará con el tiempo es siempre reconfortador.
  • Orinales delante de sus dibujos favoritos son una buena idea. Se quedarán sentados mirando y si están un rato, mejor que mejor. Les vendrán ganas de uno u otro seguro.
  • Pregúntales, por cansino que sea, cada 20 o 30 minutos si quieren hacer pipi y lleva los orinales allá donde estén, el cuarto, la sala, el baño…
  • Explícales todo, porqué lo hacen ahora, que llevarán pañal por la noche aún, qué avisen si se les escapa, que es un paso muy grande en su aprendizaje…te escucharán atentamente, ya verás.
  • Lleva siempre ropa interior de repuesto para los dos.
  • Armate de paciencia y haz cosas agradables tú también en esos primeros días, si estás relajada será mucho mejor. Una copa de vino o una cerveza a tiempo pueden ayudar, y mucho…y si hay charla con otras malasmadres, pues mejor que mejor.

Y no mucho más por el momento. Llevamos 72 horas de operación quitar el pañal y seguimos vivos, os iré contando nuestras peripecias quitapañaleras.

Y colorín colorado, este post tan pañalístico se ha terminado.

 

Anuncios

Un comentario

  1. ¡Uo! Gracias por el Post! nosotros ahora estamos empezando a quitarles el pañal a nuestros gemes. Tambien nos quedamos en shock cuando nos lo dijeron en la guardería que ya estaban preparados. Nos sentimos perdidos… Era un… ¿Y ahora qué? Jaja También creo que en verano es la mejor época para quitarles el pañal. Así qur allá vamos!! Gracias por los consejos!! 😃😃

    Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s