Mis miedos más inconfesables como madre de gemelos

gemelos-miedos
Esta monada me quita todos los miedos

Sí, sí, he dicho inconfesables pero los voy a confesar. Por un lado, confesarlos es terapéutico y por otro lado quiero ayudar a otras mamás de gemelos. Hay luz al final del túnel, ¡ya veréis!

Que conste en acta que me da una vergüenza terrible mentar uno a uno estos miedos, me sentí tonta y debilucha durante mucho tiempo, necesitada de ayuda y eso va 0 con mi carácter. Pero con la mano en el corazón, era como me sentía y tal vez diciéndolo en voz alta le echo un bonito cable a otra futura mamá de mellizos apurada.

Seguro que muchas madres de dos nunca han pensado en estas cosas y me leerán y pensarán “menuda mema acoliflorada” y otras en alguna parte se sentirán reflejadas.

Juro y perjuro que durante toda mi vida me he sentido capaz de todo y más, y he hecho y desecho lo que me ha dado la real gana. Pero cuando me vi con los dos gusiluces en brazos me sentí, lo más bonito, desamparada, y muy muy asustada. Aunque muerta de felicidad, claro está.

Venga, dejémonos de prolegómenos y vamos a lo que vamos.

No poder salir sola a la calle con los gemelos

De verdad que durante meses no tenía ni idea de cómo lo iba a hacer sin ayuda aunque fuera momentánea. En mi ascensor no cabe el cochecito gemelar escogido (ni ninguno para dos, vaya) y subirles y bajarles era un movidón que implicaba dejarles solos en casa aunque fuera un momentín de nada. ¿Y si les pasaba algo mientras yo subía y bajaba con el ascensor? ¿Y si me quedaba encerrada fuera de casa y ellos dentro? Se me ocurrían mil historias de miedo.

A parte de las entradas y salidas, debo confesar que aunque me vine arriba la primera vez que les paseé sola (tenían tres meses, ¡aún lo recuerdo!) me daba terror que los dos se pusieran a llorar a moco tendido yendo por la calle porque no podría consolar en brazos a los dos ni tendría los soportes de comodidad que tenía en casa (sofá, hamacas…)

Ahora me parecen poco menos que pajas mentales delirios de histérica pero fue así durante un buen tiempo. A los cuatro meses más o menos descubrí que una vulgar silla de paseo y una mochila portabebés hacían milagros y que así podía salir con los dos a la vez sin ayuda de nadie y autogestionarme la mar de bien. Cosas de la vida, nos devanamos los sesos con cuál sería el carro gemelar adecuado y al final hemos usado cien mil veces más las sillas de paseo por separado.

No poder darles pecho a los dos

A estas alturas mis lectoras ya saben que esta prueba está más que ultra superada y que yo me he convertido en una defensora total de la lactancia materna a gemelos.

Pero sí, las primeras semanas, días, me aterraba no tener bastante leche, dejarles con hambre, no volver a dormir nunca más (siempre tenía a uno encima). Fueron los primeros días sobretodo pero me tuvo aterrorizada. No quería darles solo biberón y no veía como podría hacerlo pero al final pasó.

La naturaleza es sabia, el pecho más y las cosas fueron sucediendo. Cada día un poco más relajada al respecto y con más leche.

Tan bien nos ha ido con la lactancia materna que ahora a sus 14 meses siguen enganchados y felices a la teta. Y por el momento, no tenemos fecha de caducidad.

No poder estar sola con ellos en el parque

Me siento tontita al escribirlo pero en cuanto a los seis meses empezaron a poder estar sentados en la arena y poco tiempo después a gatear y corretear pedía compañía siempre que podía para ir al parque.

Me daba miedo que se escaparan, que se tragaran algo mientras estaba mirando al otro o que hicieran alguna de las suyas con otros niños.

Creo que este miedo es de los que más rápido se me pasó pero fue intenso y me condicionó durante bastante tiempo.

Vi, a su debido momento, que si uno se escapaba siempre podía salir corriendo detrás suyo y que si estaba sola siempre podía ir a un parque vallado. Y que las cosas del directo, objetos extraños en la boca, lametones a maderas, comida de tierra etcétera iban a ser inevitables, fuera con alguien vigilante más al parque o no.

gemelos parque arena jugando
No siempre están tan quietitos en el parque…

Miedo a lloreras gemelares sola en casa con los dos

Mi marido no vuelve a casa hasta pasadas las 21.00, momento en el cual si hay suerte ya están dormidos, cenados y bañados.

El momento del día más temido sin duda alguna, la estrella de mis angustias al principio era la hora de la cena y sueño. Los dos querían teta a la vez, tenían sueño a la vez y se enrabietaban por no tener lo deseado a la vez.

Esos lloros a finales de la tarde eran mi peor pesadilla y estar sola con semejante panorama me daba mucha grima. Podían tranquilamente cabalcar los lloros durante hora o más si no se sentían atendidos.

Hasta hace bien poco este momento era el más peliagudo del día y sigo agradeciendo mucho ayuda en este trecho cotidiano.

Al final no es tan grave y ya me he acostumbrado a lloros largos a dúo y casi me lo puedo tomar con calma porque sé que pasará. Eso sí, sigo pidiendo en sueños que mi marido pueda volver a casa a una hora normal y hacer todo ese trasiego gemelar entre los dos.

gemelos parque ciudad
Entrenido en un parque con los juguetes de otros

No poder volver a la “vida normal” nunca más

Otro hit. Si no tenía tiempo ni para cocinar ni casi para mear acicalarme, ¿cómo narices iba a volver a cierta “normalidad”?

Cierto que sigo sin tener tiempo para absolutamente nada pero he conseguido (y sí, el verbo es conseguir, no veas el logro que contiene el jodido ) volver al gimnasio aunque no voy tanto como querría, trabajar aunque sea a media jornada y seguir estudiando.

Sigo lejos lejísimos de la vida que llevaba antes, lo de pintarme las uñas es un acontecimiento que se da poco, las siestas pasaron a una vida mejor y leer es un lujo que no me puedo permitir pero poco a poco voy recuperando parcelas de lo que un día fui.

Y no mucho más. Me quedo mucho más tranquila y desahogada ahora que he confesado estos miedos que vistos en perspectiva me parecen tan pero que tan pueriles.

Espero ayudar a alguien con mis debilidades y me encantaría que os arrancarais y me contarais las vuestras. Una al menos, venga. ¡Que aquí todo queda en la sala, oigan!

Y colorín colarado este post tan miedoso ha terminado.

Anuncios

30 comentarios

  1. Yo tenía más miedo de pasar más tiempo con la una que con la otra, pero luego me he dado cuenta de que se alternan, cada una tiene una temporada en la que necesita más atención y cariño, y no pasa nada si en algún momento ves que la situación es algo desequilibrada. Los miedos que has tenido tú yo los he vivido como hechos difíciles, a veces imposibles, con muchas frustración y resignación, sobretodo cuando veía madres de uno que me parecían disfrutar mucho más de la maternidad, con menos agobios y totalmente centradas en su único bebé.

    Le gusta a 1 persona

      • love the packaging, not so much a fan of the pigetntamion/ colour pay off though. I havent actually tried these products but im hoping to trial out the Jill Stuart, Holika Holika & NARS peach/orange blushes 😀 I think the holika holika & JS one is available & cheap on sasa 😀

        Me gusta

    • Acabo de sentirme tan pero tan identificada con lo que dices y me alegra saber que no soy la única que siente esa frustración al ver a las mamás de uno. Yo quisiera poder jugar por horas con una de mis mellizas y luego dedicar esas mismas horas para jugar con la otra, pero el asunto de dividir tu atención en dos que quieren lo mismo al mismo tiempo y ambas quieren que les celebres algo al mismo tiempo me desequilibra. Lloro de impotencia cuando alguna pone cara de resignación porque “mamá tiene que atender a la hermana que está llorando más fuerte” 😦 No logro lidiar con eso aún y mis mellizas ya tienen 27 meses. No sé si en algún momento de la historia puedes hacer compatible tu tiempo para poder hacerlas sentir a las dos que son atendidas y que uno está disfrutando con ellas y no parecer agobiada siempre 😦

      Le gusta a 1 persona

      • No estar agobiada siendo madre de dos no parece posible… Poco a poco creo que se le vaencontrando el cómo pero sí, cuando puedo pasar un rato solo con uno me siento afortunada…

        Me gusta

  2. Hola a tod@s! El salir a la calle aola con los dos era un pensamiento aterrador, y hasta llegué a penaar en salir sola con ellos a partir de los 3-4 años 😅. Mis mellizos tienen 3 meses y medio, así que aún no sé lo que es llevarles al parque, aunque queda poco! El momento de la tarde-noche sigue siendo movidita, sobre las 9, 30 se ponen inquietos porque tienen hambre y sueño a la vez y cuando han comido siguen enrabiados porque no saben como dormirse, pero debo decir que entre que empiezan los bibis hasta que se duermen pueden pasar como mucho 45 minutos.
    En lo de tener las uñas pintadas, en fin, me autoconsuelo pensando que el esmalte no es bueno para mis tesoros 😆.
    Toda esta vivencia nos servirá para darnos cuenta que las madres/padres de mellizos tenemos otro tipo de motor!!
    Besitos!!

    Le gusta a 1 persona

      • Holaaa yo tengo una pequeña de 11 años … y uno de mis miedos es no saber hacerlo bien cuando vengan los bebes …estoy embarazada de 16 semanas y me aterran mil cosas y la verdad el leer todo esto me da algo de tranquilidad jajaja un beso

        Me gusta

  3. Muchos de esos miedos que describes los vivimos también las mamas de dos niños que se llevan poco! Las mías se llevan dos años, y al principio me daba mucho respeto quedarme sola con las dos. Y el momento de baños y cenas los primeros meses siempre estaba acompañada.

    Pero luego es como todo, te vas apañando, buscas tus trucos, y luego nada es tan malo o tan difícil como parece.

    A pesar de que tuve muchas dudas sobre si era lo mejor que se llevasen poco, no nos arrepentimos para nada, o ha sido para nada tan duro como nos pintaban, y la relación entre ellas es increible, me imagino que con gemelos es igual.

    ¡Un beso!

    Le gusta a 1 persona

      • Hi SaI,aitjr’m working in a Limited compnay, i have an option of claims my medical expenses upto 15k. How can i avail tax exemption..second question. My son has hospitised for 2 day and did pulpatation(root canel). Since he is kid, doctor advised go for anesthia and an surgery. so i have spended rs.51000 towards this medical claim, i’m eligible to calim only 15000 as part of medical, will i able to get any tax exemption for rest of the amount or how to handle this case

        Me gusta

  4. Mi miedo es que cuando caminen no se me escape uno de los dos, y que hago con el otro!!, me pregunto como lo hare cuando vayamos al parque!!!. Lo que peor llevo es no poderles dedicar todo el tiempo que quisiera!!, tengo que dividir ese tiempo. Y cuando veo una mama con uno, pienso que facil seria!!

    Le gusta a 1 persona

  5. Por si te sirve de consuelo, yo solo tengo una y también compartía tus mismo miedos. Supongo que al ser dos todo se duplica, pero al final hay que pensar que todo sale adelante.
    Mi abuela tuvo 7 hijos con una máxima diferencia de dos años entre hermanos, y pudo criarlos, así que nosotras también seremos capaces.

    Un saludito

    Le gusta a 1 persona

      • s (non-steroidal an-trinflammaioty drug) which support to reduce the make up on the uric acid crystals inside the joints which happens to be what brings about gout suffering and discomfort. You can also use ice packs to simplicity your pain and lower inflammation.. Gout is claimed to manifest as soon as the body creates uric acid considerably greater than it really is demanded.

        Me gusta

  6. Hola Anita!
    De pueril nada, qué buena entrada, gracias por compartirla. Yo he pasado también por todos esos miedos. Salvo el de la lactancia, que con los mellis no lo conseguí. Y ahora que llevo 9 meses de lactancia con mi pequeño tamagochi, me pregunto cómo os las arregláis quienes dais el pecho a múltiples. ¡Enhorabuena!
    Ser primeriza con dos bebés es muy pero que muy intenso. A mí ahora con el tercero me parece todo fácil, pero creo que sea solo no porque ahora es uno, sino también y especialmente porque no es el primero.
    Un besote

    Le gusta a 1 persona

    • Claro! ya lo tienes muy pero que muy por la mano…pues el pecho es ponerse. Los primeros meses fueron muy complicados y necesitaba casi siempre a alguien a mi lado pero después me acostumbré a dar pecho y los iba turnando…cada vez lo necesitan menos y es más llevadero…ahora me pregunto cómo lo haré cuando no tenga el comodín de la teta!!! 😉

      Me gusta

  7. Pues yo para lo del parque sí que me vería incapaz. Si me he quedado en semana santa dos ratos sola con mi bichilla y mi sobrina que tiene ya 4 años y está súper civilizada, y no sabía a cuál de las dos controlar. La naturaleza es sabia, y por eso no me ha dado más de un churumbel a la vez.

    Le gusta a 1 persona

  8. De miedos va la cosa apuffff de esto tengo para aburrir:
    – quedarme sola en casa con las peques, y mas ahora que estan las dos con colicos y me da pánico que lloren las dos a la vez
    – no tener leche o que la leche no sea buena
    – el momento que empiecen a andar, como lo hare para enseñarlas…

    En fin creo que son miedos comunes

    Le gusta a 1 persona

  9. ¡Totalmente de acuerdo! Yo tengo unos mellizos de 9 meses (niña y niño). Son adorables, pero uno de mis mayores miedos también es salir sola con los dos. Y es que no he podido hacerlo, mas que llevarlos de una casa a otra en el carro sabiendo que me espera alguien para ayudarme. Me encantaría poder atenderlos a los dos y sacarlos a pasear sola pero es muy dificil, son muy inquietos y celosos. Quieren estan siempre conmigo LOS DOS. Pienso que a medida que crezcan será mas facil salir sola con ellos.

    Es una experiencia espectacular que no cambiaria por NADA y aunque tambien he pensado que las mamis de un solo bebe pueden disfrutar la maternidad un poco mas tranquilas, me reconforta saber que esta es una experiencia UNICA que no todas tienen la posibilidad de vivir y que tambien disfruto una doble maternidad a la vez.

    Saludos desde Venezuela!

    Le gusta a 1 persona

  10. Hola! Yo tengo dos mellizos de 5 meses y medio y la verdad es que ha sido complicado porque mis padres viven en Inglaterra y tuvimos que contratar ayuda. Di leche materna los 3 primeros meses con sacaleches y biberon a partir del 2n mes. Yo tengo la sensación de que todas las mamas de genelos sienten lo mismo… los mios tambien parecian estar siempre disgustados, muy llorones… y yo creo que esporque desde pequeños ya estan “luchando” por tu antención. A parte, todos los bebés únicos de mis amigas con las que paseaba siempre se portaban genial, no lloraban… y yo estaba siempre pensando: que he hecho mal? En fin, el tiempo pasa y ellos se han relajado, les hemos enseñado a dormir y ahora con casi 6 meses aguantan toda la noche y me siento feliz de disfrutarlos. Eso si, nuestro cerebro “mami-gemelar” esta a prueba de llantos! Felicidades por el blog.

    Le gusta a 1 persona

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s