Gemelos, Guardería y Daños Colaterales

gemelos no quieren ir a la guarderíaEmpezar la guardería, como todo gran cambio en la vida familiar ha traído consecuencias desagradables.

El fin de la guerra es la paz, el fin de la guardería es la “conciliación” pero como no, está plagado de daños colaterales.

La primera semana de guardería, o escuela infantil para los más finos, ha sido un verdadero calvario por mi parte. Si tuviera un angustiómetro lo habría petado ya, estoy segura de ello.

Me sé la teoría: se acostumbrarán, es normal, es bueno para ti, es bueno para ellos bla bla bla bla.

Pero de momento lo que me encuentro es niños descorazonados llorando cuando voy  a buscarles y llorando cuando suben al carrito por la mañana. O sea, gemelos llorando y llorando, la nueva tendencia en nuestro hogar.

A parte de muchos lloros, la guardería ha traído otras consecuencias, no sé si inevitables o no.

Espero estar riéndome de esto en un año, pero de momento, por muy normal que sea todo no me está haciendo ni puta puñetera gracia.

Vamos a examinar estos daños:

Virus

El gran daño. 4 días de guardería han valido para traer a casa y compartir como familia unida un estupendo virus que nos tiene a los 4 cagándonos por la pata abajo con diarrea.

Y sus vómitos. Y su cansancio. Todo un lujo. Ni un día han pisado la guardería en la segunda semana, yo no he podido trabajar presencialmente y aquí me tenéis con retorcijones e intentando sacar esto también adelante.

Si esto sigue así, si es una semana sí otra no, la guardería se la pueden meter por…

dejará de ser una opción y habrá que pasar al plan B.

gemelos no quieren ir a la guardería
Mami no quiero ir a la guardería…

Entusiasmo por la teta

Como os contaba hace poco en el post Miedos de una madre de gemelos: el destete el niño había empezado a pasar bastante olímpicamente del pecho y de las bonanzas de la lactancia materna.

Después de cuatro días de guardería ha vuelto con felicidad y entusiasmo a la rica teta.

Me siento un poco como cuando tenían pocos meses de vida, todo el rato tengo a uno encima, enamorado, otra vez, de la lactancia materna.

Overbooking en la cama

Recién habíamos empezado a dormirles en su propia “cama”. De momento dormían separados, uno en la habitación y ella a nuestro lado, en una cuna pegada a la cama, para colecho y habíamos conseguido de un a dos despertares nocturnos pero cierta regularidad.

Todo esto tan bonito se ha ido al traste con la guardería y ahora acabamos día sí día también los 4 en la cama. Y por muy king size que sea, 4 son multitud en la cama.

Pero reclaman más y más contacto y por la noche no quieren estar solos. Y enfermos ya ni te cuento. Nos apretamos y compartimos un poco más los virus, por si no nos habían contagiado del todo.

Huelga de hambre

Otra consecuencia chungueras que ha traído la primera semana de guardería ha sido una “huelga de hambre” por parte de él. Es su forma de protestar, entiendo, y a su cuidadora en la guardería le dice que nanai, que él no come.

Lloriqueos sin fin

Ya antes de estar enfermitos la salida de la guardería rima con carnicería. Parece que les estén torturando, lloran tanto y tan fuerte que parten el corazón.

Y cuando ya se les ha pasado el cabreo, dos o tres horas después, cualquier cosa deriva en lloriqueos y más lloriqueos.

Parece que esta no será más la casa alegre mientras estén en la maldita fase de adaptación.

Mamitis

Todo contacto es poco y quieren cariños y abrazos non stop.

Cuando ya no puedo más con los dos pesos pesados encima, me tiro en el sofá y me los pongo encima. Necesitan su dosis de bracitos y de mami y lo entiendo y es lo que hay.

Angelitos, para ellos no está siendo tampoco nada fácil separarse de mí. Y para mí está siendo complicado es poco…

Y nada más por el momento. Siento haber estado días sin escribir pero ha sido imposible y he estado más colgada intentando trabajar y descompuesta a rastras por la casa…

Y colorín colorado, este post tan guarderioso ha terminado

 

Anuncios

31 comentarios

  1. Ufff! Mucho ánimo! Gracias por ser tan sincera y acercarnos a la cruda realidad sin más miramientos
    Habías conseguido 1-2 despertares por noche!!! Yo estoy a 5 despertares/noche/gemelo y tienen 8 meses…

    Le gusta a 1 persona

  2. Qué lástimica ;(
    Las adaptaciones son muy duras, tu remedio de paciencia y mimos es el mejor. Para mi pichona cada cambio es una dura transición, son muy chiquis y la verdad es que les exigimos mucho: aunque para nosotros “solo” sean 6 horas de separación, para ellos es una nueva dimensión.
    Muchos ánimos!

    Le gusta a 1 persona

  3. Por experiencia te digo que todo pasa! Es cierto que las minis eran un poco mayores cuando empezaron la guarde (16 meses) y que las dos/tres primeras semanas fueron de traca, de lloros al llegar a la guarde y de lloros al recogerlas, pero si las vieras ahora correr como unas locatis hacia la clase y venga a abrazar a sus profes y a sus compis… Estan de maravilla!!
    Todo pasa, de verdad! Y volvereis a la buena vida de la cama para dos y las noches del tiron!
    Mucho esta en nuestra actitud en el momento de dejarles, intentar estar alegres y motivados y no en modo “pobres-los-estoy-llevando-al-matadero”!
    En nuestra clase hay algunas mamas que al recoger a los peques les dan el pecho en la clase, igual te va bien que vean que en el cole tb tienen cosas de casa 🙂
    Animos!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Ay, sí, es que los principios son complicados. Y yo me considero afortunada porque apenas se han puesto malitas.

    Yo creo que igual ellos están así no solo por la guarde, sino porque han cogido el virus, y se encuentran regular. Por eso estarán más mimosos, y se despiertan más. Eso, y que una semana es muy poco tiempo.

    Ánimo, que en poquísimo tiempo estan encantados y cambia la perspectiva. Es importante nuestra actitud al dejarlos, que les mostremos que estamos contentos y que se lo van a pasar genial, porque nosotras les transmitimos nuestra ansiedad y nuestros estados de ánimo.

    Un beso, y mucho ánimo!

    Le gusta a 1 persona

  5. Oye, yo no sé lo que cuestan las guardería por allí pero con dos, te compensaría contratar a alguien en lugar de guardería?? os que te gusta más la opción??? es que dos guarderías son una pasta, jajaja… Mira, lo de ponerse malos es una lotería, Alfosno cayó tres o cuatro veces, Rafa ni una sola!!!! de hecho, lleva dos años sin ponerse malo…asi que es de buenos genes, jajaja… Ánimo, lo del llanto es lo que peor se lleva!

    Le gusta a 1 persona

    • Mateo y Sofia empezaron la guarderia a los 6 meses, muy peques, lo se, pero es la mejor opción porque no se dan cuenta de a donde les llevan y la adaptacion es poco a poco. A nosotros no nos lloran, vienen mas cansados a casa. Lo que aun ni conseguimos es que duerman toda la noche. Mateo necesita colecho de madrugada y sofia se despierta 2 veces. La primera semana mateo so cogió gastroenteritis y nos la pegó, menos sofia por suerte. Pero al estar vacunado para el rotavirus fue leve.

      Le gusta a 1 persona

  6. Mi peque empezó con 16 semanas, nada más acabar mi baja y yo lo pasé fatal. Ella parece que se adaptó bien y de momento solo ha cogido un catarro (tiene 8 meses). Los primeros días no quería quedarse con la cuidadora y ahora en cambio se lanza a sus brazos nada más verla, al final se adaptan 😘😘

    Le gusta a 1 persona

  7. Pues me sabe fatal, porque te está tocando vivir todos los miedos que han hecho que yo no llevara a mi bichilla a la guardería. Y los virus ¡es que los temo más que a nada! He cogido uno sólo de ir a jornadas de puertas abiertas en colegios y me he querido morir de lo mal que me encontraba. Venga, que seguro que esta etapa chunga pasa rápido.

    Le gusta a 1 persona

  8. Tenia pendiente esta lectura, ya que yo ando en lo mismo buscando para llevarlas a la guardería, una de las cosas que me tienen pensando adicional al llanto que no se si será por parte de ellas o parte mía, la comida y si no comen? y los virus ni hablar eso es el estreno de las guarderías. A mi me ha gustado una a la que fui donde el padre o la madre pueden ir la primera semana para la adaptación de ellos al lugar, yo ya estoy buscando y creo que ya para mayo comenzamos a llevarla ya contare como nos fue. Por aquí también ya hemos pasado las niñas a su cuarto, unos días se despiertan en las noches otras extrañamente se despiertan casi a las 6 am. Esperemos a ver como continuamos.

    Le gusta a 1 persona

  9. Curso tras curso vivo el periodo de adaptación …sus lloros,pataleos…pero desde el otro lado,soy educadora ,y si se pasa….en mis 10 años de profesión te diré que todos los niños terminan por dejar de llorar….x lo menos una vez pase la entrada( ya que los lloros para entrar algunos nunca los dejan)pero también te diré que que no lloren no significa que estén adaptados,se considera adaptado cuando ya juega,usa los materiales,se mueve por el espacio,comunica necesidades….y aquí viene el pero ,a esto no todos los niños llegan,algunos no se adaptan se resignan.Es muy importante que tengas confianza en la escuela infantil, en las profesionales para preguntarles todo,para trasmitir tus miedos,etc.. Dicho esto te diré que yo me he incorporado al trabajo pero de momento a ellas no las llevó….en casa del herrero…

    Le gusta a 1 persona

      • Ji ji…pues no las llevó por que comparto un poco tus miedos y los iba a vivir en primera persona,además es muy difícil tanto para los hijos de las educadoras como para nosotras separar mamá y profe….y donde yo trabajo es pública y me salía carisima…y eso me sirvió para decidir pagar a alguien de confianza por tenerlas en casa…el curso que viene me lo volveré a plantear….suerte con la adaptación!!

        Le gusta a 1 persona

      • Ay! pues a mí me sale carísimo contratar a alguien de confianza! ojalá pudiera permitírmelo…no me extraña que esa sea tu postura, incluso desde dentro.
        Que sí, que todo es muy bonito pero ojalá hubiera podido aguantar sin ir hasta los dos años…

        Me gusta

  10. Mis mellizos aguantaron en la guarde 3 meses, y en ese tiempo no pararon de ponerse malos. Yo me tuve que coger excedencia en el trabajo porque no podiamos mas. Entre eso y q no me gusto nada lo q vi en el aula, gracias a las camaras de las q disponian, decidimos poner una cuidadora en casa. Acertamos! Todos felices y la paz reino en casa.
    En septiembrw empiezan el cole.
    Lo temo mas q a un nublado.

    Le gusta a 1 persona

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s