Como viajar con niños en avión y no morir en el intento

viajar con niños en avión
A veces hay que subirse a un avión para imágenes bellas

Lo prometido es deuda y cómo anuncié antes de las vacaciones con los gemelos ahí este post sobre cómo viajar con niños en avión sin que haya tragedias.

Cómo ya confesé, mi miedo a volar no conoce límites y aunque he cruzado el charco una docena de veces soy víctima irracional del pánico absoluto a volar.

Este miedo y el premiedo antes del viaje, con mucha paja mental voltereta mental por mi parte no ayudaba nada a decorar la idea de estar 14 horas en un avión con los gemelos, la verdad.

Como acostumbra a suceder con las neurosis, fue muchísimo peor todo en mi cabeza que en la realidad, y los mellizos se portaron como angelitos en el avión. Por supuesto hubo lloriqueos, lloros y mucho aburrimiento, especialmente por nuestra parte, la de los padres, pero la buena preparación y una dosis extra de paciencia -y valeriana por mi parte, debo confesar- hicieron que esas famosas 14 horas no fueran una tortura monumental.

Las compañías aéreas, si bien son más rancias que un rosco de Reyes en verano en algunas cosas, con los niños se portan espectacularmente bien. En nuestro caso volamos con Iberia y aunque no son santo de mi devoción les debo felicitar públicamente por su estupenda atención.

Y para los que os atreváis a viajar al quinto pino con gemelos o niños en singular ahí van algunos consejos para que todo fluya mejor.

Consejos para viajar con niños

Que se cansen por el aeropuerto

Parezco una borde malamadre escribiendo esto pero es simplemente una obviedad. Semejantes criaturas angelicales estarán horas y más horas encerradas en un cubículo por los aires cual sardinillas en lata, así que si hay tiempo, que circulen libremente por el aeropuerto! Por supuesto irán a donde no deben y les encadilarán esas escaleras mecánicas y otros lugares peligrosos, pero también les gustarán las luces, la gente y muchas más cosas que los adultos ya ni vemos cansados de tanto mirar.

Mucha teta

Realmente ayuda, y mucho. No solo en el despegue y el aterrizaje sino también durante todo el trayecto. Si están que no se duermen, inquietos…pues ya sabes, teta, que es mano de santo. Nada como la lactancia materna para calmar lo incalmable. Eso sí, esta solo es apta para lactantes…

Muchas mudas de ropa

Lo leí antes de irme en un blog con consejos para viajar con niños y tenían razón para darles el Nobel de la razón.  Algo tiene el avión que les da por vomitar…y no es plan de quedarse horas y más horas oliendo a queso fresco. Mejor llevar varias mudas por si acaso. Si es invierno un pijama ayuda, al menos, a crear el efecto óptico de que es hora de dormir ya.

Pañales ultraabsorventes

Si normalmente ya soy muy fan de usar pañales de los buenos para la noche -léase Dodot– en el avión semejante ingeniería pañalística no tiene precio. Excepto por una caca a destiempo, aguantaron las 14 horas del vuelo del tirón sin cambios. Y no es pereza ni nada por el estilo, es que hay que sacarse un máster para cambiar a un bebé en el baño del avión. Y si te cagas encima cada vez que hay una turbulencia…pues ni te cuento. Mucho mejor intentar evitar este mal trago.

Relaciones sociales en el avión

Aunque no me encanta buscar conversación a raíz de los gemelos, en el avión es muy práctico entablar charletas con otros papás que a su vez viajan con niños. Así, ellos se distraen enseñándose sus cosas, sus juguetes, sus galletas, se dan unos tirones y se persiguen un rato por el pasillo y eso les va entreteniendo. Y puede que algún otro padre más experto os dé buenos consejos y os entretenga con batallitas aéreas. Un poco de bla bla le quita hierro al asunto.

viajar con niños en avión
A veces hay que subirse a un avión para imágenes bellas

Agua

Hay que llevar gran provision de agua, pasan una sed terrible los pobres y para el aterrizaje y despegue tienen que estar mascando algo, para evitar dolor de oídos. Mucha agua y también para vosotros.

Palitos, galletas  y lo que se tercie

Mis gemelos son muy fans de los palitos de pan y eso les distrae un buen rato. No es plan de cebarles y darles todo lo que no les dais nunca pero yo por ejemplo compré galletas de estas para niños -de las que nunca compro- para endulzarles el viaje un poco. Cual fue mi sorpresa cuando no les hicieron ni  puñetero caso. Mucho mejor un buen palito, di que sí.

Juguetes favoritos

Algo evidente pero válido. Si tienen algún chiche que les encanta, será vuestro compañero fiel de viaje. A nosotros nos sacó de una buena rabieta el perro hablador.

Dalsy a mano

O Apiretal, lo que gustéis, pero llevad encima por si les duelen los oídos, cosa que con la presión es bastante probable. Nosotros no lo necesitamos hasta después de aterrizar, pero sí hubo dolor de oídos.

Como consejos de qué no nos sirvió, usar homeopatía para bebés fue una chorrada y una forma elegante de tirar 17 euracos y las infusiones relajantes otro tanto que no sirvió tampoco. Durmieron más o menos lo normal con muchos despertares, lo esperable, vaya.

viajar con niños en avión
Fulminados por el jet lag

Y no mucho más, ahora, mucha paciencia y sueño con el jet lag y a presumir de moreno en pleno invierno estos dos días que nos va a durar.

Y colorín colorado, este post tan avionero ha terminado.

Anuncios

11 comentarios

  1. jijiji que gracia me hacen los dos. Yo suelo viajar bastante y me gustaría que cuando nazca mi bebé no me impida llevarle conmigo a mis viajes. ¿sabes desde que edad se puede subir a un niño en el avion? ¿Y como va el tema de asientos?

    Le gusta a 1 persona

  2. Pueden volar desde recién nacidos, si no tienen ninguna complicación, entiendo! Mi primera con una semana estaba en avión, la segunda con un mes, el tercero lo mismo. Somos de fuera y tengo partos muy buenos, así es que viajar tan peques no fue un problema para nosotros. De hecho, es mucho más fácil viajar con ellos cuando son bebés pequeños que a partir de los seis o siete meses que ya gatean, y se quieren mover. De recien nacidos está chupao!

    Ahora para ellos montarse en avión es algo normal, porque lo han hecho muchas veces para vacaciones y para ir a ver a los abuelos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Que bien que el viaje fue genial. Valientes un viaje tan largo. Nosotros este verano lo probaremos… Pero uno más corto. Una pregunta el carrito te lo llevaste? El gemelar? Y lo facturaste aparte pagando o como va?
    Gracias!

    Le gusta a 1 persona

    • La verdad como en Montevideo los buses son bastante…arcaicos y las aceras están medio chunguillas optamos por dos sillas de paseo y dos mochilas Boba.
      Hay que facturar los carritos, sean de uno o de dos, nada de pagar, lo que hacen es que te los dejan hasta la puerta del avión y al aterrizar lo mismo, te los traen. Así no tienes que llevarles en brazos por todo el aeropuerto…suerte con el viaje, pero vaya, se puede hacer con dos…y con más!!!

      Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s