Los gemelos, ¿motivo de divorcio?

Una de mis mejores amigas me dijo hace tiempo que los niños el primer año son motivo de divorcio.

Yo en aquel entonces andaba aún sin bebés en casa ni en proyecto y recién había conocido a mi turroncito amado, así que la afirmación me sonó un tanto a exageración y a chino melodramático.

He oído a muchas mujeres diciendo cosas similares desde aquel entonces y ahora, con dos bebés en casa puedo entender porqué lo dicen.

Leí un estudio en Somos Múltiples según el cuál el porcentaje de divorcio en caso de gemelos es solo de un 4% pero habría que ver qué calidad de pareja hay durante los primeros años de la crianza, la verdad.

Aquí y ahora, con los mellizos casi con un año cumplido estoy de acuerdo con la afirmación. no solo los gemelos, los hijos únicos o con hermanos escalonados también. Tengo varios capítulos de Mujeres Desesperadas en la cabeza, esos en los que Lynete Scavo se veía totalmente desbordada por la crianza de amplia prole de hijos, gemelos incluidos.

soledad y divorcio en matrimonios con gemelos
Te puedes sentir muy solo ante las vicisitudes de criar a dos bebés a la vez

Me doy cuenta de que los primeros tiempos son muy muy complicados. por mucho amor, devoción y buena voluntad que haya  (como es mi caso las cosas se tergiversan a la velocidad de la luz y la falta de sueño, tiempo y estrés se cobran víctimas, y esta, infelizmente puede ser la pareja.

Más allá de roles machistas o feministas o la discusión eterna que se tercie, para mí, el hecho sorprendente ha sido que los hijos tienen una dependencia más fuerte de la madre en los primeros tiempos de vida. será por dar el pecho, por las hormonas, por la física que conlleva el hecho de ser madre pero ahora me parece innegable. Ojo, me pasé media vida criticando y discutiendo sobre las supuestas diferencias entre el hombre y la mujer, con unos estudios de género a cuestas y antisexista como la que más. Pero la realidad a día de hoy de la que me doy cuenta es que o bien por la lactancia, o bien porque soy yo la que estoy en casa con ellos, los gemelos son más mi especialidad ahora. Digo especialidad por no usar otra palabra que haga saltar chispas o cree sarpullidos. Igualmente, este no es el tema que me interesa ahora y del que queria hablar, basta de desvíos con curvas peligrosas por el momento, no me vaya a estrellar.

Para mí, los motivos de este crispar en la pareja son muy pero que muy físicos y contundentes, de ahí que me parezcan tan reales, tan tristemente reales.

Después de mucho pensarlo, estos serían desde mi experiencia los motivos de divorcio o problemas varios y estructurales de los chungueras.

Falta de sueño

gemelos dormir
A veces los únicos que duermen bien son ellos…

Dormir poco y mal es una tortura. Los primeros meses pasan entre lloros y tomas constantes, pero eso se va y vienen otras cosas. Para mi desgracia, mis mellizos, tras una breve época de tranquilidad no son de dormir bien, y aunque nos dividimos la responsabilidad por la noche, es todo un desgaste constante el no dormir como se debiera. Despertarse cada dos o tres horas, o más, y ocuparse del pequeñito reclamón en cuestión es algo que va dejando poso. Se aguanta mal pero bien el primer mes de vida de los gemelos y después es algo que se va acumulando para desastre enquistado. Eso puede dar lugar a palabras fuera de tono, acusaciones variadas por cansancio (los típicos “¿no has atado al niño en la trona? sigue con el pañal de la noche? ¿no estabas tú vigilándoles, cómo que se ha caído? etc etc y un más que larguísimo etc de esos de aburrir).

Esta constante falta de dormir da lugar a cansancio extremo, constante y todo lo que eso conlleva. Se lleva la energía y muchas veces la perspectiva necesaria para ver que lo que está pasando no es culpa de nadie sino que hay que unificar criterios y respirar antes de contestar mal (mi especialidad cum laude sin duda alguna)

Exceso de trabajo y responsabilidad

gemelos divorcio
Semejante belleza da muchísimo trabajo junto con su gemelo…

Sí, demasiado por hacer que no deja tiempo para absolutamente nada. Despídete de ver una peliculilla en el sofá por muy domingo por la tarde que sea o de estar cinco minutos delante del ordenador. Con gemelos no hay tiempo para nada y si uno de los dos, por los motivos que fuere no da el callo tanto como el otro eso es caldo de cultivo de marrón de los chungos  enfado asegurado. Tardará más, tardará menos, pero las recriminaciones y cabreos están servidos, y calentitos. Si, como es mi caso, uno de los dos trabaja fuera de casa y otro dentro de casa se complica porque cada uno solo ve lo suyo. Supongo que sería igual si los dos trabajáramos fuera de casa, que las crispaciones vendrían también por el lado del hogar. Cuidar a los gemelos, cocinar, limpiar, comprar y tenerlo todo bajo más o menos un orden para que Sanidad no intervenga se lleva el 100% del tiempo de una persona y media, por lo menos. Así que con jornadas fuera de casa las cuentas no cuadran y el que suma o resta a veces mira para su lado. Y sí, esa es una constante en el cabreo conyugal. Pensar que el otro no hace tanto como debiera. Y decírselo, claro. Y a veces, víctimas del cansancio extremo, decírselo mal.

Irratabilidad

Este exceso de trabajo junto con la falta de sueño da de hilo musical una mala leche irratabilidad de las insalvables. Aquí sí que puedo hablar por mí, por mí y por nadie más que por mí, el tener demasiado que hacer y nada de tiempo para mí da un resultado nefasto: el cabreo constante. Es complicado cuidar la relación como se merece en este cuadro de resquemores fundados e infundados. Del sexo ya ni hablemos, debe haber una configuración astral propicia y que esta alineación de los elementos dure más de dos minutos para que se dé. Y muchas veces, y ahora que no me oye nadie, es casi más apetecible dormir que darse a los placeres del amor. Y sí, yo también pensé que nunca diría esto y mira, aquí estoy.

División en los puntos de vista basicos sobre los niños

Afortunadamente no es mi caso pero por lo que oigo se da bastante frecuentemente. Yo quiero guardería tú no, mi madre cree que, es mejor pecho o no, mis hijos no pisarán un colegio que no sea religioso cuando tú eres más ateo que el misto, etc etc pueden dar encontronazos y de los buenos. Francamente, si aparecen estos abismos difíciles de salvar, es que en la primera parte de la relación alguien hizo los deberes mal. Mentir como un bellaco Tergiversar tu criterio para gustar al otro siempre es una idea pésima que se volverá sin duda en contra. Y si cada uno ya sabía que había esas diferencias, era una lógica cuestión de tiempo que aparecieran. Yo creo que todo se puede hablar y mejor ir siempre con la verdad por delante para evitar dramas innecesarios.

Quería incluir en este post para no ser tan melodramática soluciones a este mal caldo de cultivo en las relaciones, que las hay, pero me está quedando más largo que la carta de los Reyes y prefiero dejarlo para otro post, que,  juro, escribo en breve.

Mientras, me encantaría oír vuestra opinión, madres de uno, de dos, de tres, de cuatro y si hay alguna valiente en la sala de cinco por favor, por favor, por favor, le pongo el tiempo de canguro necesario para que comente y me explique como salió adelante con prole y marido sin que el divorcio llegara al río.

Y colorín colorado este post tan separatista ha terminado.

Anuncios

31 comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo, el primer año lo recuerdo durísimo. Entre la lactancia y que yo fui la que redujo jornada gran parte de la responsabilidad recaía sobre mi. Lo peor, sin duda, la falta de sueño que me hacia estar un poco insoportable jajaja. Y yo solo tenía una, no quiero imaginarme con dos!!! Pero si hay amor y voluntad todo se supera y hoy por hoy volvemos a tener nuestro tiempo para nosotros 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. hola Anna:
    Ara eque el Rocco té tres anys i mig comencem a veure pelis senceres. Amb dos no sé com serà.
    També ens hem barallat força però no et se dir si era per problemes de fondo o per el nadó o per les dues coses. El cas és que em après a comunicar i a tenir en compte les misèries de l’altre, i potser fins i tot a estimar-les i ara estem moolt feliços. Petons i ànims!! I que la gestalt t’acompanyi 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. Madre de niña de tres años y gemelos de 8 meses, presente. Mi marido y yo opinamos q si hubiesemos tenido los gemes primero, habriamos acabado muy mal, o sea q te admiro profundamente. Para mi, lo peor, la falta de sueño. Como esto es temporal, pues paciencia.
    Y para llevarlo todo con la mayor dignidad posible, mucho mucho amor, aunque suene muy cursi.
    Un problema muy grande, aunque gracias a Dios no es mi caso, es que se metan a opinar terceras personas (madre/suegra/cuñada). Eso sí que deteriora!!!
    Hala, a seguir luchando!!!

    Le gusta a 1 persona

  4. Madre de gemes de casi 5 años y peque de 3 años.
    Mi marido y yo habíamos hablado mucho de los niños antes de tenerlos: educación , colegio, … Pero por mucho que lo hables siempre sale algún debate en casa… Y acaba haciendo mella, mucha mella en la pareja. Antes de tener niños alguien me dijo que cuando llegaran a quien más tenía que cuidar era a mi marido, que lo más importante era que nosotros dos estuviéramos bien, y que entonces todo iría bien.. Me pareció algo exagerado… Pero efectivamente el tiempo le dio la razón, y he comprobado que si nosotros dos no tenemos nuestro espacio para cuidarnos todo en casa va mal. Las épocas que hemos tenido de crisis ha sido porque nos hemos olvidado el uno del otro, sobretodo por cansancio.. Y es que el cansancio genera todo lo que apuntas: malestar, irritabilidad, …
    Es duro pero si se cuenta con el de a lado la cuesta se hace más llevadera. Animo a tod@s

    Le gusta a 1 persona

    • Si, muy muy de acuerdo. El cansancio es un gran enemigo y de los que no lo parecen. A mi también me dijeron muchas veces que debía hacerle mucho caso a mi marido y me pareció…como de la vieja escuela. Y tenían razón. ..

      Me gusta

  5. Madre de gemes de casi 5 años y peque de 3 años.
    Mi marido y yo habíamos hablado mucho de los niños antes de tenerlos: educación , colegio, … Pero por mucho que lo hables siempre sale algún debate en casa… Y acaba haciendo mella, mucha mella en la pareja. Antes de tener niños alguien me dijo que cuando llegaran a quien más tenía que cuidar era a mi marido, que lo más importante era que nosotros dos estuviéramos bien, y que entonces todo iría bien.. Me pareció algo exagerado… Pero efectivamente el tiempo le dio la razón, y he comprobado que si nosotros dos no tenemos nuestro espacio para cuidarnos todo en casa va mal. Las épocas que hemos tenido de crisis ha sido porque nos hemos olvidado el uno del otro, sobretodo por cansancio.. Y es que el cansancio genera todo lo que apuntas: malestar, irritabilidad, …
    Es duro pero si se cuenta con el de a lado la cuesta se hace más llevadera. Animo a tod@s

    Me gusta

  6. Yo todavía no puedo opinar con conocimiento de causa porque sigo horneando como si no hubiera un mañana pero ya han surgido las primeras discrepancias en torno a como enfocaremos la educación o los problemillas que vayan surgiendo. La mayoría son tonterías pero hay otras…. En serio, hay cosas con las que le arrearía con un extintor para que dejara de maquinar xD (ahora quiere enseñarla a suspender para que ‘tolere la frustración’. Dioooooos! Lo mato!!!!!). El caso es que ya iremos puliendo ciertas cosillas con el tiempo. De momento en lo básico y esencial del mundo bebé tenemos opiniones más o menos cercanas :p.

    Un abrazo 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Madre mía! antes de nacer y ya estamos con la frustración? eso sí que es estar motivado…pero de verdad! hay que ir limando y hablando, pero a veces…tu imagen del extintor me parece TAN acertada!! 😉

      Me gusta

  7. Totalmente de acuerdo.Lo más curioso es que nadie te avise , tanto hablar del embarazo y el parto y el tema de la pareja y el primer año nada . Mis mellizos nacieron hace tres semanas y tengo una niña de casi tres , de momento lo vamos llevando per ya hemos tenido alguna bronca .. La semana pasada perdí los nervios en plan loca total, con zapatilla volando , gritos y portazo. En fin , si lo superamos con la niña ahora también . Yo por si acaso les voy explicando a toda aquella que me quiera oír , que no le tengan miedo al parto que lo que viene luego es lo fuerte .

    Le gusta a 1 persona

    • Madre mía! con gemelos de tres semanas se te puede permitir todo. Pero TODO TODO. Es normal todo lo que te ocurra y seguro que se arma de paciencia…estoy de acuerdo con lo del embarazo y parto, no hay para tanto. La fiesta viene después…y menuda fiesta! no termina nunca! ni que fuera una rave!

      Me gusta

  8. Para mi los principals problemas vienen de las desigualdades en la entrega o lo que hace uno o el otro. Que por un lado son inevitables, porque yo estoy de acuerdo contigo en que los primeros años, la madre es la madre. Y en mi caso yo tengo reducción de jornada (que yo quiero, vamos), y paso la tarde en casa, y mi chico no, y eso pues a la fuerza hace que yo “haga más”…
    Pero luego, al menos en mi caso, mi gran fuente de conflicto es que llega a casa demasiado tarde, y cuando está, pues no está tan implicado como yo. Ojo, que yo entiendo que yo me responsabilice de más cosas, porque estoy más tiempo en casa y con los peques, pero digo yo que cuando estamos los dos, él puede caer en que hay que cambiar un pañal o que hay que ir poniendo el pescado en el horno para que esté a la hora de la cena, ¿no? O por ejemplo, me critica a mi el que no le deje dar el bibe de antes de dormir, que es el que mola, así tumbaditos, con mimos de por medio…pero el de la mañana no lucha nada por dárselo, ¿eh? jajaja.

    Otra cosa que nos pasa mucho es que decimos de acostarnos y se va para la cama, y yo antes de eso pues relleno bibe de agua, miro que estén listas mochilas y ropa para el día siguiente, voy a tapar peques, etc, etc, y cuando llego a la cama me está esperando para hacer el amor, y le digo que no, que estoy cansada, y que cuando no sea la que más tarde se acuesta, igual me pilla menos cansada para hacerlo! jajaja. Pero, ni por esas. jajaja.

    Le gusta a 1 persona

    • Exactamente esas cosas. Tener hijos significa un planning perfecto y un tesón que recae, me temo, la mayoría de las veces sobre las madres. Puedo entender que trabajar mucho les aisle de la paternidad, pero a veces también me parece muy cómodo el no estar pensando en las cosas del día a día porque están muy “ocupados” con el trabajo. Entiendo que todo esto es muy social y que en Suecia no pasa lo mismo con las paternidades largas y los permisos y una sociedad que entiende la paternidad de forma distinta…a ver si se nos cuela algún nórdico en la sala y nos cuenta su punto de vista!

      Me gusta

  9. Madre de gemelos de 4 meses, nosotros de momento lo llevamos bastante bien, he dado el pecho que he podido a los peques, casi el 60-70% de las tomas las nocturnas siempre divididos cada uno con un gemelo. El amado padre un todoterreno a veces hay que recordarle alguna cosilla pero un campeon, incluso hacer baños+cena+dormir el solo algún dia porque me he ido de cena (luego se la he devuelto) También hemos tenido suerte (cruzo dedos) porque nos han salido dormilones algún dia ya hasta 10 horas y los dos en su habitación. Pero.. aun nos cuesta bastante encontrar tiempo para los dos, no tenemos conflictos, nos entendemos genial, disfrutamos mucho de los niños, a mi se me acaba la baja en un mes y entonces el se coge la lactancia para quedarse por las tardes con ellos (que verguenza de bajas por cierto) Así que lo dicho todavia no se como encontrar tiempo para volver aunque sea por ratitos a lo de antes… el cuerpo te pide descansar o desconectar y el concepto pareja lo tenemos con telarañas.

    Le gusta a 1 persona

  10. Soc el Miquel carinyo, com tu ja saps, a casa no tenim cap nen però ens encantaria tenir-ne. L’altre dia parlava amb l’Àngel de les dificultats que comporta la paternitat, veient-vos he pogut saber com n’és de dur. Però una cosa tinc per segura, si algun dia aconseguim una criatura vosaltres sereu els meus models. Endavant i força, no saps com d’orgullós estic de tu i del teu home i com us estimo!

    Le gusta a 1 persona

    • Moltes gràcies ninet del meu cor però no em tinc per cap model…ejem! És complicat i meravellós!! Compensa que la teva vida muti perque muta en quelcom nou i fantàstic també. Ànims i tu també seràs pare i veuràs…

      Me gusta

  11. Yo tengo uno de 30 meses y otra de 4 meses y es durísimo. Me imagino que gemelos debe ser peor. Lo peor para mi es la dependencia de otras personas, lo llevo fatal porque soy muy independiente y tener que pedir ayuda me jode

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, a mí también me jode y mucho pero me ha enseñado una valiosa lección, la de pedir ayuda. Eso me ha vuelto más humilde y realista en cuánto a mis posibilidades. Y de esto sí hago una lectura positiva. Ahora con cuatro meses todo es dependencia, tienes otra, sabes que mejorará!!

      Le gusta a 1 persona

  12. Mellizas de 13 meses, hasta hace un par de meses todo de ensueño, mis bebes han sido dos angelitas!! dormian toda la noche desde que tenian 1 mes y medio, comian de todo y de un tiron, nunca lloraban etc hasta que llego la guarde y todo cambio, noches en vela, cucharas voladoras y berrinches por querer el mismo juguete es mi pan de cada dia, todo eso trabajando mañana y tarde casi toda la semana……no podria vivir sin su padre! Que es como otra mami, de vez en cuando le tienes que recordar algo pero por lo demas lo hace todo, asi que divorcio??? Jamas! A ver quien aguantaría mis ataques de estrés!!!!

    Le gusta a 1 persona

  13. Ufff totalmente de acuerdo. Yo no tengo gemelos, pero se llevan relativamente poco, 19 meses y es muuuucho trabajo, y como dices, los nervios están a flor de piel, y la pareja se resiente. Con lo del sexo me siento identificada, nunca creí que preferiría dormir, pero es que la mayoría de días por la noche lo que menos me apetece es sexo, y cuando me apetece pues es imposible… En fin, yo siempre le digo a Marido que los niños crecen, que esto es temporal y que no nos daremos cuenta y volveremos a tener tiempo para nosotros, aunque seamos más mayores. La verdad es que yo también estoy de acuerdo con que los hijos son fuente de divorcio durante los primeros años, es una dura prueba de pareja y sólo con mucho amor se supera!

    Le gusta a 1 persona

  14. Los dos primeros años de crianza son muy duros aunque solo tengas un bebé, ya que en muchas ocasiones el marido más que ayudar lo que hace es entorpecer al no estar tanto tiempo en casa.

    Veo normal que él deba trabajar y por lo tanto no pueda ayudar mucho, pero es que hay veces que cuando intenta hacer algo te saca de los nervios.

    Yo creo que el tener gemelos no es motivo para divorciarse, los roces con la pareja surgen igualmente aunque tengas solo un bebé.

    Un saludito

    Le gusta a 1 persona

  15. ufff, nosotros la verdad es que no hemos tenido problemas tras tener hijos, ni siquiera tras el tercero, más allá, claro, de que pasas mucho tiempo hablando de ellos y sin hacer planes de pareja pero bueno, es lo mínimo y alguna que otra salida al año hacemos para un cena o tomar algo. Discusiones no hemos tenido, estamos siempre de acuerdo con las decisiones (en ese sentido, suelo ser yo la que decido y a él le parece bien porque entiende que soy yo la que pasa más tiempo con ellos).

    La verdad que creo que el sueño es un factor clave!! en esta casa duermen los tres de maravilla desde los 4-5 meses, y reconozco que no puedo llegar a entender ni a imaginarme lo que es pasarse más de un año sin dormir del tirón!! vamos, yo es que no sería persona. Así que no sé cómo se gestiona el transcurso de un día cuando llevas más de un año sin dormir decentemente…. y oye, que me alegra no saberlo, jajaja

    Le gusta a 1 persona

  16. Creo que el cansancio por falta de sueño y bueno de la rutina diaria es el principal enemigo es que cuando llega la noche que es cuando duermen y tu quiere pasar un rato a solas con tu pareja pues morfeo gana en su mayoría. En mi casi mis niñas ya de 15 meses comenzaron a dormir seguido desde los 6 meses pero desde un tiempo para aca se han comenzado a despertar y vuelves a los trasnochos aunque mas cortos claro. En cuanto a los deberes de verdad que no me quejo mi esposo me ayuda full pero si he de confesar que en ocasiones ando irritada al contestarle. A veces me dice ” amor cuidemos la relación recuerda que somos guías en su vida ellas algún día se van de la casa y quedamos los dos tratemos de llegar “.

    Le gusta a 1 persona

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s