Gemelos, guía de supervivencia I

gemelos crianzaDiez meses de gemelos dan para mucho. Sí, sé que mis compatriotas mamás de dos se están riendo ante esta afirmación, pero si son muy pequeños aún, alma de cántaro. Pero yo me siento empoderada y por primera vez desde que nacieron, sin agobios, sin miedo de estar haciéndolo fatal y disfrutando de ellos un montón. Así que, para futuras mamás de gemelos o recién estrenadas, con este post empiezo una guía de supervivencia rápida.

Espero que os sirva!

Ante la duda, teta

Esa ha sido mi máxima durante los diez meses de vida de los gemelos y creo que va para un rato largo aún. Los primeros meses no se movían del pecho y yo vivía en una realidad paralela donde la lactancia materna era el único tema. Ahora ya se están relajando y toman de forma más regular y previsible, pero siempre hay un momento en el que un tetazo ayuda a relajar el ambiente. O a dormir esa siesta que no acaba de venir. O a terminar esa angustia que vete a saber de donde viene. Pueden ser dientes, enfado, dolorcillos o whatever. Así que…ante la duda, teta. Y mucha. Siempre. A estas alturas producen leche cual central lechera. Y siempre están a punto para remediar lo que sea.

Las mochilas salvavidas

mochila portabebés bobaHay muchas ocasiones, la gran mayoría, en que tendrás que salir sola y rápido de casa y al carro gemelar le pasará algo. O no te cabrá en el ascensor, o irás a lugares estrechos, con gentío, etc etc. En nuestro caso y como he contado hasta la saciedad nuestro querido carro gemelar no cabe en el ascensor y hay que hacer dos viajes para salir de casa, uno con el carro plegado y otro con los mellizos. Lo malo de estos dos viajes es que los bebés se quedan, aunque solo sea un minuto y medio solos en caso. Ehem. Mejor evitar este tipo de situación. Así que, para salidas rápidas de casa, parques, paseítos compras y demás hacer tanto numerito no me sale  a cuenta y con una silla de paseo y una mochila portabebés voy estupenda.  La mochila es salvavidas también para subirles y bajarles, llevarles un rato a los dos y mil situaciones más que parece que no se darán pero se dan. Y para pasar berriches gemelares tipo “no quiero ir más en el carro, mamá, basta ya por favor”

Rutina y horarios

Son los auténticos reyes de esta guía. Si no seguimos a piñón fijo los horarios que hemos visto que “funcionan” todo se vuelve un caos de no siestas, lloriqueos, pesares y pataletas. En casa comemos a las 12.30, echamos la siesta a las 13:00, merendamos a las 16:30, nos bañamos sobre las 19:00 y a las 20:00 como muy tarde en invierno, cena. Así conseguimos que duerman antes de las 21:00/22:00 y que los días se sobrevengan bien. Por supuesto hay días de todo y algunos en los que se desmadran por mucha rutina germana imperando, pero funciona bastante bien la mayoría.

Cuando por lo que sea tenemos que saltarnos esa rutina empiezan los malhumores, las rabietas y los sinvivires. Soy una Rottenmayer defensora del orden y el progreso en la crianza. Por supuesto respetuosa pero con horarios. Que Puede que el futuro me reserve sorpresas y todo cambie pero de momento esto nos ayuda, y no poco, a un día a día feliz.

Por la noche, división gemelar: uno con papá y otro con mamá

Pese a tener que colechar para conseguir dormir algo, debo confesar que lo que de verdad no salva la vida y nos impone orden y progreso es responsabilizarnos cada uno de uno. Por la noche yo me ocupo de la niña, de sus lloros, despertares, hambres y dolores y mi querido turroncito del niño. Así dormimos más y nos “relajamos” del otro. Además, así no hay peleas tio “siempre te levantas tú” etc etc, esas bonitas letanías en las parejas con hijos. Los estupendos despertares nocturnos se dividen en dos y santas pascuas. A veces uno está más tontito que el otro y así vivimos en compensación. En casos de extremo cansancio sí dejamos que el que está a punto de palmarla de sueño se quede más en la cama y el otro se va al salón con ellos dando un poco de cancha al moribundo por cansancio extremo.

Gemelos, de uno en uno

gemelosDesde que nacieron quise saber cómo era la sensación placentera y suave de tener solo un bebé. Por supuesto no les cambio por nada de nada de nada pero a veces es agradable salir solo con uno y prestarle toda mi atención. Es casi como tener una “cita” con uno de ellos. Sí, sí, sé que suena raro pero al vivir multiplicando todo por dos es bien extraño ocuparme solo de uno. A ellos les gusta pasar un rato a solas y cuando vuelve con su hermanit@ están más cariñosos aún. Y para mí es agradable experimentar un rato con uno aunque, la verdad, esté echando de menos al otro también.

Pocoyó de mis amores

Sí, dije que nunca verían la tele igual que dije que no me casaría y tendría hijos. Ahora, en la realidad, con un anillo y dos churumbelillos a la vez, hay situaciones en las que necesito a su querido Pocoyó.

Cuando baño a uno y tengo que distraer al otro, por ejemplo, o cuando les duermo uno a uno en la cama en silencio dándole pecho y demás situaciones de estrés gemelar sin el comodín Pocoyó estaría perdida. Lo reconozco, no es la mejor herramienta didáctica, pero no lo tomo como tal sino como una mera tabla de supervivencia pasajera, para salir  del brete mellizar, vaya. En casa ni siquiera tenemos TV como tal pero en youtube tienen toda su colección, así que ale! Cada uno tiene su as escondido en la manga, ¿no?

Y   vosotras, mamás de uno, de dos o de más, ¿tenéis también trucos para sobrevivir? ¿Algo más que añadir a este manual de instrucciones? ¿Me daríais en la cabeza por malamadre?

Y colorín colorado, este post tan consejoso gemeloso ha terminado.

Anuncios

13 comentarios

  1. Solo te digo que en casa le llamamos SAN POCOYÓ!! No sirve para gestionar los momentos infernales de (i) cortar uñas de las manos y, sobretodo, de los pies, (ii) poner pendientes, (iii) dar medicinas que tienen gusto dudoso, (iv) calmar a las fieras cuando la situación se nos ha ido de las manos, (v) conseguir que coman las cosas que no les gusta comer y, como tu, (vi) distraer a una mientras bañas a la otra (ahora ya no porque las bañamos juntas, pero nos fue muy bien durante una buena época!)
    ahora que tienen casi 20 meses, añoro los días en que las dejabas en un sitio sentadas y, como mucho, hacían un par de croquetas para llegar 1 metro más allá… ahora son un peligro constante y, como muchos me vaticinaron, no puedo ni hacer mis necesidades sola 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Cada vez que leo este tipo de cosas,pienso lo primero que cuanta razón y que de trucos de gran ayuda…y lo segundo una reflexión sobre mi profesión, educadora infantil, si con dos es difícil y hay que sacar el manual de trucos, imaginaos en un aula con ocho bebes a los que no sólo hay que atender sus necesidades básicas( cambiar,dar biberones,dormir…) si no que también deberíamos,ya que muchos están 8 horas,atender emocionalmente…y os digo que es tan difícil e injusto que por unas ratios tan altas y falta de alternativas para conciliar no se pueda dar la atención de calidad que necesitan…si a veces en casa mientras atiendo a una veo con que ojitos me mira la otra…pensar que frustración en mi trabajo…y sin tele 😉

    Le gusta a 1 persona

  3. Totalmente de acuerdo con seguir una rutina con los horarios. Para nosotros baby Einsten es mano de Santo. Desde que empezaron a andar las noches son mas llevaderas y los juguetes a partir de lo 15 meses a pares para evitar conflictos.. Jejeje

    Le gusta a 1 persona

  4. Genial guia Anita. Si alguien te critica es q no tiene gemelos, o ni siquiera hijos. Lo de reservar un huequito para cada uno, vuestras “citas”,me encanta. Mis gemes solo tienen 7 meses, pero esos ratitos se los reservo a su hermana mayor de 3 años (OMG), q tambien los necesita. Y respecto a lo que aun esta por venir, como dice el refran, ya cruzaré ese puente cuando llegue al río. Mientras tanto, a disfrutar, que en cuatro dias dejan de ser bebés, aunque sea agotador.

    Le gusta a 1 persona

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s