3 súper poderes que tienes si eres madre de gemelos

Efectivamente, has leído bien. Las mamás de gemelos tenemos súper poderes. ¡Por supuesto! ¿Cómo si no os explicáis que criemos a dos churumbeles a la vez sin grandes estropicios? A dos seres que tienen ganas de comer, llorar, mimos, bracitos, atención y juegos a la vez. Siempre a la vez, faltaría más.

Dos seres maravillosos que viven en consonancia e ignorando la realidad limitadora de su mamá, dueña solo de dos brazos, una boca y un cerebro bien regado de hormonas.

El nacimiento de esos seres angelicales llamados gemelos te habrá transformado en una Super Heroína de las de libro. O cine. O ambas. Vaya, que eres una versión mejorada de ti misma sin duda o los bebés ya te habrían denunciado a las altas autoridades abueliles.

Veamos el catálogo de superpoderes que has desarrollado:

Eres Elastic Girl

Elastic girl mamá de gemelos
Elastic Girl

Tus brazos se estiran para abrazar a dos bebés, ponerles en el carro, rescatarles de la crujiente arena del parque a tiempo y evitar coscorrones innecesarios. Estos brazos son realmente mágicos! permiten cazar al vuelo caídas, coger a un gemelo mientras preparas desayuno o cena y cargar con las bolsas del súper, el carro gemelar e ir hablando con tu mamá al móvil. Por no hablar de la velocidad en poner la mesa, limpiar culitos y dormir acunando en ellos a los mellizos. ¿No os sentís identificadas con esta súper heroína de Marvel? Volved a ver la película, Los Increíbles y veréis! Yo la      recuerdo con frecuencia.

Tienes el don de la ubicuidad

Ciertamente ese sí es un súper poder. Te permite escribir y jugar con los bebés a la vez, comer, dar teta y hamacar con el pie en consonancia y simultaneidad y te ríes tú de pensar y cocinar a la par. Eres una auténtica dos en uno o tres en uno o diossabecuantasmás en una.

gemelos jugando
Ni tener súper poderes puede evitar algún que otro coscorrón

Puedes estar durmiendo y haciendo la lista de la compra, preparando la merienda y jugando a la vez y no digamos en el parque, acelerador de súper poderes donde los haya. Te mueves  rápido entre los columpios, el arenal y los castillos con un gemelo de la mano intentando caminar y el otro mangoneando todos los juguetes de los demás. Estás con uno y con el otro y sonriendo a otras mamás, aunque muchas lo que merecen es un sopapo en medio de la cara bien dado y sin dudar. Ojalá el don de la ubicuidad permitiera dar manotazos a quienes se lo merecen sin dejar notar tu presencia…anda que no lo habéis pensado veces, entre consejos no pedidos en el parque, en el bus o donde se tercie.

Eres la mujer invisible

O eso cree tu marido, que no repara en tus relampagueantes movimientos domésticos para conseguir tener a dos bebés alimentados, arropados, mimados y una casa más o menos limpia con comida caliente casera. Como no ve esos movimientos de ninja que duran aproximadamente todo el día y parte de la noche, cree angelito de tu corazón que eres la mujer invisible, a la que no ve en todo el día y está deshecha e imperceptible por la noche, desaparecida cual laguna del Guadiana o tesoro en alta mar.

Probablemente este súper poder es discutible y nos gustaría cambiarlo por otros que resultaran más románticos. Pero el romanticismo y la crianza tienen sinonimidad y antagonismo a la par así que hay que ir salteando cuestiones del tipo “a las ocho ya es de noche y me quiero evaporar cuál invisible woman hacia la cama” Todos los súper poderes tienen su cara y su cruz y los gemelos, aunque fuente de amor y felicidad inagotable también tienen su qué. Y ese qué es nada más ni nada menos que todo se multiplica y no solo el amor… sino también el trabajo y la devoción.

Y vosotras, mamis del mundo, de gemelos o singulares, ¿Qué súper poder tenéis? ¿Alguno de la lista o varios más a la vez?

Contad contad, soy toda oídos mientras barro mentalmente el salón.

Y colorín colorado este post tan superpoderil ha terminado.

Anuncios

8 comentarios

  1. Yo ahora mismo, como premadre con Habichuela en el horno, únicamente tengo el poder de rodar cual croqueta para lograr levantarme de la cama o del sillón perdiendo el poco glamour que me pudiera quedar. ¿Cuenta como superpoder o voy de superlooser y cuesta abajo? U_U

    Un abrazo 😀

    Le gusta a 2 personas

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s