Colaboradoras: Gema de Multilacta y Gemelos al Cuadrado

Lactancia materna gemelos
Gema con sus gemelos

Estoy encantada de seguir con los posts de colaboradoras, hoy, nada más y nada menos que con Gema de la Asociación Multilacta y madre de ¡dos parejas de gemelos! Me fascina y marea solo el pensarlo pero ella es un emblema, una survival nata, un a referencia dentro del mundo gemelar. Bloguera también en Gemelos al Cuadrado, no os perdáis el post de hoy, todo información sobre el apasionante mundo de la lactancia con gemelos. Ahí os dejo con ella y con sus sabias palabras:

“Desde hace millones de años que las mujeres somos capaces de engendrar dos bebés al mismo tiempo sin recurrir a la reproducción asistida. Esto quiere decir sencillamente quede forma natural las mujeres han gestado gemelos y también los han amamantado. ¿Por qué ahora nos preguntamos si seremos capaces de hacerlo? La lactancia materna con gemelos es una realidad”.

La pérdida de referencias y modelos  iniciada en la segunda mitad del siglo XX con la introducción de las fórmulas artificiales con leche de otros animales y sus reglas aún no se ha recuperado en nuestro siglo.   No tenemos confianza en nuestras habilidades porque no hemos visto casi a  madres de gemelos dando el pecho o sin ayudas artificiales. Las madres de gemelos creen que no van a tener leche suficiente.

Cuando una mujer pierde su confianza y no recibe apoyo ni tiene referencias positivas de una lactancia materna con gemelos de su entorno o  de su médico, pediatra o matrona, es normal que acabe aceptando que tienen razón, que lo normal  es que los gemelos nazcan con un biberón debajo del brazo y que se crían igual de bien.

¿Se puede amamantar a gemelos?

Lo hemos hecho  desde los albores de la humanidad y no hemos dudado. Tenemos dos pechos,  y cada uno es para un bebé. De la misma manera que otro mamífero no duda de su capacidad cuando tiene más de una cría y a todas las amamanta. Biológicamente estamos preparadas. Durante el embarazo, la madre de gemelos prepara su pecho de una forma más intensa que otra mujer de uno,  porque tiene más niveles de una hormona llamada lactógeno placentario, que es producido por la placenta y que tiene entre sus funciones, el desarrollo del tejido que producirá leche.

Una vez que la placenta deja de cumplir su función  al nacer los bebés, éstos siguen alimentándose de la madre a través de sus pechos y estimulan por dos. Cada bebé tomará una media de entre 8 y 12 veces el pecho al día, así que será doble. Ya que la producción de leche depende de la succión  efectiva que el pecho reciba, cuanto más se estimula y más se drena el pecho, más cantidad de leche se producirá.

¿Seremos capaces de amamantar a gemelos?

Pero una cosa es que se pueda  y otra que seamos capaces. Para amamantar no sólo es necesario contar con la biología, sino con lo que rodea a la madre de gemelos en esos momentos, su cultura,  rutinas y situaciones imprevistas. ¿Y qué tenemos? Un embarazo  etiquetado de riesgo, con más proporción de bebés nacidos prematuramente, (por debajo de la semana 37) y más pequeños de media que el resto (unos 2.500 gramos con 37 semanas). Además hay que contar con hechos que rodean al parto: el tipo de parto y la rutina aplicada, el estado de salud de los bebés y/o de la madre, protocolos no actualizados que dificultan el mejor inicio de la lactancia,  la situación familiar de la madre y su apoyo, y la influencia negativa y comercial de la industria y los medios.

Hay otros factores que condicionan además la confianza y la auto-eficacia cuando se da el pecho. La propia experiencia anterior con lactancias previas y el trabajo por ejemplo, pueden determinar el inicio o la duración de la misma.

No sabremos si seremos capaces si no lo intentamos, pero sí  podemos aumentar nuestras probabilidades de éxito rodeándonos en el periodo prenatal de un entorno que promueva la adquisición de esas habilidades y refuerce tu seguridad. Ver amamantar a otras madres con gemelos, hablar con ellas, resolver dudas y recibir información básica para poder enfrentar los posibles obstáculos que, desgraciadamente, vas a encontrar en algunos hospitales y en tu entorno. También te ayudará:

  • Busca un profesional  con suficientes conocimientos en lactancia de gemelos. Si tu médico, matrona o pediatra no confía en que puedas amamantar a dos, no esuna buena elección. Puedes encontrar otros.
  • Involucra a toda la familia en la educación, sobre todo a los que insisten en que es más fácil ayudarte si utilizas el biberón y la fórmula para alimentar a los bebés. Ellos no deciden, eres tú quien lo hace. Si quieren ayudarte pueden favorecer las condiciones  para que amamantes. Esto incluye necesariamente a los que sabes que van a ayudarte los primeros días, semanas o meses.
  • Acude a un grupo de apoyo a la lactancia materna de forma regular. Hay muchos a tu alrededor. Sólo en España puedes ver una selección de la oferta en páginas como http://www.ihan.es. Además hay grupos especializados como Multilacta, o asesoras especializadas. Yo te ofrezco mis servicios especializados a través de Gemelos Al Cuadrado, donde tenemos atención personalizada on line y puedes adquirir talleres de preparación que puedes hacer desde casa si estás de reposo o simplemente vives fuera de Madrid. Además hacemos seguimiento presenciaposparto o ante problemas.

Cada madre tiene una situación particular y la lactancia materna acabará adaptándose a tu situación. No se trata de todo o nada, puedes optar por situaciones intermedias en las que te encuentres cómoda y sobre todo, disfrutéis de la lactancia.

¿Qué riesgos tiene la lactancia con leche de fórmula?

Seguramente has escuchado en tu entorno a otras mujeres hablar de la leche de fórmula como si fuera un demonio, que no es buena para los bebés. Algunas madres se sienten realmente atacadas con comentarios como éstos, y no te vamos a quitar razones. Las cosas se pueden decir de  muchas maneras e incluso yo, como asesora de lactancia he escuchado palabras y comentarios que no me han sido nada acertados. No vamos a idealizar la lactancia artificial, porque tiene sus riesgos, pero tampoco la vamos a demonizar, porque es una alternativa para las madres que tienen problemas serios y no pueden disponer de leche materna para alimentar a sus hijos, aparte de las situaciones personales que cada madre decida de forma particular. Esto no es una guerra entre madres.

La leche de fórmula no está hecha con leche humana, sino con leche de otros animales, principalmente de vaca, aunque también hay leche humana procesada de los bancos de leche. Un ternero y un humano no tienen las mismas necesidades y sus requerimientos son diferentes, por esos sus leches son distintas. Se intenta que la leche se parezcan lo más posible humana, pero aún no se ha conseguido, aunque el resultado es óptimo y no es tan devastador como en los inicios. La leche humana está diseñada específicamente para el humano, y se adapta en el tiempo a las necesidades que tiene el bebé. Siempre está lista, y es gratis. Tiene millones de beneficios, tantos que no se pueden enumerar, ni siquiera hemos sido capaces de identificar todos, pero nos sirve que durante estos millones de años amamantando es lo que nos ha permitido sobrevivir. La leche composición de la leche de fórmula no es dinámica. Los estudios han demostrado que  aumenta los riesgos de padecer enfermedades gastrointestinales, respiratorias, metabólicas e inmunológicas en el bebé y  no alcanzan el potencial en desarrollo  neurológico, cognitivo y de desarrollo que podrían alcanzar con la leche humana,  como se ha observado en la comparación de los cerebros de los niños. Son hechos evidenciados científicamente que no podemos obviar ni rechazar sin más.

Con esta leche sólo vamos a cubrir una parcela de las necesidades de nuestros hijos, su nutrición. El resto de funciones que cumple la lactancia materna tienen que ser reforzadas por la conducta de los padres, atendiendo de forma responsiva esas necesidades y mejorando la administración de la leche para que puedan cumplirse otras funciones. A esto se le llama lactancia con biberón fisiológica.

Si estás pensando que con la lactancia artificial se crían igual de bien, puedes estar en lo cierto si te acercas a la fisiología y el bebé recibe lo que espera de vosotros como padres, y sobre todo de la madre, que es la figura que los bebés esperan que les alimente, ya que es la que establece el mayor vínculo afectivo con ellos. Seguramente querrás alimentarles a la vez como hacen las madres que amamantan, pero a veces se corren riesgos innecesarios por hacerlo con técnicas determinadas.  Aún así realmente hay diferencias probadas.

Si después de recibir  la formación e información y el apoyo necesario decides que la lactancia artificial es tu mejor opción, no te sentirás culpable porque has tomado una decisión responsable. Si nadie te ofrece la oportunidad de conocer todas las opciones de forma completa,  te están negando tus derechos y es posible que desarrolles emociones confusas y te sientas culpable o atacada por los comentarios que quizás escuches de otras madres.

¿Y qué necesito para amamantar?

Pues principalmente confiar en tus capacidades, en tus hijos y  disponer del apoyo adecuado de quien te rodea.

La mayoría de las madres cuando vienen a nuestros grupos de apoyo en Multilacta o que me preguntan personalmente tienen dudas sobre si comprarse ya un sacaleches, si necesitan un cojín de lactancia, o qué chupete o biberón usar si necesitan administrar esa leche que se sacan,  o la leche de fórmula si precisan.

El sacaleches es, sin duda, una gran ayuda, porque simula la succión de los bebés y proporciona a la madre la posibilidad de recibir estímulo si los bebés no pueden mamar porque están ingresados en la unidad de neonatos  por ser pequeños o prematuros o,  si simplemente,  no estimulan el pecho aún de forma efectiva. Conviene entender que su uso se limita a la necesidad, y que aunque puede ser una opción de lactancia (diferida), depender por decisión de un sacaleches es un poco estresante, agotador  y frustrante, porque además de amamantar a dos hay que sacarse leche y limpiar. Bien usado puede ser un aliado, pero hay veces que puede ser el gran odiado con muchas razones.

Si es necesario será en los primeros días o semanas, y quizás es más interesante para la madre alquilar un sacaleches de calidad  hospitalaria y estimular el pecho de forma más eficiente, algo que los sacaleches personales que se pueden comprar no hacen tan bien.

Los primeros tres días es más cómodo y útil recurrir a la extracción de la leche con las manos por la viscosidad y cantidad de leche.

Los cojines de lactancia son otras de las herramientas más cuestionadas. Por un lado son cómodas para poder amamantar simultáneamente a los dos bebés, pero su uso puede llevar a la aparición de grietas y dolor cuando los bebés no dominan el enganche. Lo hacen mejor de forma individual, y cualquier almohada sería útil, aunque hay posturas para dar al pecho más cómodas para la madre. Y le ayudan a recuperarse del parto, mejorar el enganche de los bebés y descansar, ya  que se pueden hacer pequeños sueños al estar casi tumbadas.

Los chupetes, que no se recomiendan hasta que la lactancia está bien establecida. Más que porque los bebés se acostumbren a una succión diferente, los chupetes restan tiempo a los bebés para mamar del pecho en una ventana de tiempo que es muy sensible en la producción de leche.

Por último, los biberones. No son cómodos en los primeros tres días porque los bebés tienen muy poco estómago y el calostro es más cómodo y aprovechable cuando se da en un vasito, una cuchara o una jeringa con la ayuda del dedo.

Conclusión

La información y el apoyo de especialistas con formación adecuada son necesarios para que como madre de gemelos puedas amamantar en libertad y confiando en tus habilidades, porque tú puedes y tus bebés saben hacerlo. La lactancia con gemelos no es todo o nada, y entre medias hay muchas alternativas válidas que pueden hacerte sentirte cómoda y que disfrutéis de la lactancia. Tu leche es oro y no se tira. Antes de tomar una opción sopesa con tu pareja toda la información y vuestras circunstancias. Sed responsables en vuestras decisiones y no os equivocaréis.

Anuncios

9 comentarios

  1. Yo estaba totalmente convencida, quería lactancia materna exclusiva y leí libros y blogs al respecto. Pero una vez llegada al paritorio me dijeron que mis niñas habrían nacido pequeñas y que me aconsejaban la lactancia mixta. Lo que conseguí fue que mis niñas después de tenerlas enganchadas a veces hasta 2 horas seguidas después lloraban sin parar y solo se calmaban cuando les dábamos biberón. He pasado por un periodo horrible, lleno de frustración, hasta que no he tirado la toalla, he dado solo un poco de leche de vez en cuando y hasta los 3 meses. No sé si habría podido hacer algo más, lo único que sé es que no lo conseguí.

    Le gusta a 1 persona

    • Hiciste lo que pudiste y lo hiciste muy bien!! lo importante es que tus niñas están bien ahora y que tú intentaste ser consecuente pero sin perder el horizonte…igualemente, Gema organiza chats de grupo para las que no viven en Madrid con consejos y para compartir experiencia, tal vez te haría sentir mejor y más acompañada, por experiencia propia entiendo que la lactancia con gemelos es, como mínimo, complicada. Abrazos!

      Me gusta

    • Llego un poco tarde Cinzia.
      Estoy segura que lo hiciste lo mejor que pudiste teniendo en cuenta todo lo que nos cuentas. Es fácil que el equipo médico no disponga de muchas referencias con gemelos, y casi ellos a veces desconfían más de las madres que nosotras mismas. Además tampoco tienen en cuenta que para suplementar pueden usar leche de la propia mamá e incluso ahora, leche de un banco.
      Por lo que cuentas tus bebés podrían haber tenido dificultades para mamar, por eso necesitaban mamar y mamar y no estar sacando nada por falta de madurez o fuerza. Dada la ayuda que tuviste allí, poco se podía haber hecho más. Si tienes amigas o conocidas que vayan a pasar por la situación puedes sugerirlas que se pasen por los grupos de apoyo y yo, por supuesto, quedo a su disposición.
      Un beso enorme,, aunque muy retrasado…

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola! Me encanta la página!!!. Tengo una duda; mis mellizos nacerán en poco menos de un mes (estoy de 8 meses ya) y no estoy segura de que sea saludable o recomendable que le asigne un pecho a cada bebé.¿me podéis aconsejar? Muchas gracias!!!

    Le gusta a 1 persona

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s