Mi hija tiene displasia V: tracción en las piernas

Era la crónica de una tracción anunciada.

hospital displasia
Los cuentos infantiles no son para comer? bonita diversión en el hospital

Este último mes de libertad en las piernas de la niña fue una auténtica delicia de parque, playa, piscina y todo lo que se terciara. Pudimos disfrutar aunque brevemente de lo que sería una infancia “normal” pero ya estamos aquí, en Sant Joan de Déu, en pleno tratamiento de la displasia. Como sabéis mi hija tiene displasia y nada de lo hecho hasta el momento ha funcionado así que finalmente aquí estamos para estar tres semanas en total con tracción en las piernas.

La tracción consta de unas vendas a lo largo de sus pequeñas piernas que sujetan un cordel del que con una especie de botitas se cuelgan pesos. Estos pesos tienen la finalidad de ir relajando los tendones y todas las articulaciones en general, para tener más éxito el día de la reducción cerrada.

La reducción cerrada, para todos lo que tengáis la suerte de no saber que es, es, nada más y nada menos que poner el fémur mediante maniobra de traumatólogo en su sitio e inmovilizarla con un yeso inmediatamente después. Este yeso abarcará de los tobillos al pecho y la dejará medio sentada con las piernas abiertas cual ranita, con una pequeña “ventana” para limpiar su zona íntima y tener una higiene bastante básica por no decir cutre por no decir de mierda  pena.

tracción displasia
Tracción como tratamiento de la displasia

Durante estas tres semanas irán acrecentando el peso que tira de cada pierna, vamos por un kilo ya. También irán abriendo el ángulo de las piernas hasta dejarlo de casi 90 grados, momento que nos han explicado ya que no le va a gustar demasiado.

En todos estos meses de sombría displasia que no se arreglaba con nada pendía esta posibilidad cual espada de Damocles sobre nosotros.

Desde que supe que este iba a ser al fin el siguiente paso he tenido todo tipo de pesadillas, terrores diurnos y nocturnos y una incapacidad terrible de explicar de verdad y con el corazón en la mano el terror que sentía, la tristeza que me inundaba.

La alegría de verla libre de ortopedias y la angustia de saber la fecha final de esta libertad me han hecho estar poco menos que bipolar.

El día antes del ingreso el mundo se me cayó encima y literalmente me vine abajo.

Creo que esta explosión de tristeza y miedo me fueron bien para sentirme más en paz, sosegada y preparada para afrontar la que nos venía.

Después de toda la cantidad ingente de pesadillas que tuve sobre cómo iba a ser el tenerla inmovilizada en una cama de hospital con poleas tirándole de las piernas para el siguiente paso, el puto maldito yeso, a la hora de la verdad la tracción no fue tan terrible como pensaba.

El día del ingreso me daba pánico y pavor y al salir de casa dirección a Sant Joan de Deu  me invadió una especie de calma y paz que no me han abandonado todavía. Supe que haríamos lo que tuviéramos que hacer y que no valía dejarse caer. Esto, junto con las enfermeras dulcísimas y el trato humano de todos los que trabajan en el hospital allanaron mucho el camino. Nos explicaron antes de empezar cómo iba a ir todo y nos permitieron darle un baño, el último en mucho tiempo, jugar con ella, darle pecho, tranquilizarla.

La tracción no es tan aparatosa como pensé y no duele tanto a la vista, aunque sí al corazón.

Ella, doña princesa gamberilla, fuerte y valiente donde las haya, reaccionó todo lo bien que se podía esperar, sin grandes dramas ni nada que con mucho amor, atención y juego no se pueda sobrellevar.

Llevamos pocos días en el hospital  pero y ella sigue dejándose querer y hacer a partes iguales. Sí pilla rabietas especialmente cuando le ponen más cosas para que no se mueva, pero hacemos lo que podemos para acompañarla, estar con ella en cuerpo y alma, hacerle este mal trago lo más suave y feliz posible.

Con toda su caterva de juguetes, muchas canciones, juegos, sus primeros dibujos en la tv y mucho contacto físico, lo está sobrellevando como la campeona que es. Su traumatólogo nos recuerda que un adulto no soportaría sin decir que es  tortura un tratamiento así.

De momento con mucho pecho y organización vamos saliendo del brete sin dejar de lado a su hermano gemelo, que se está poniendo tristón.

gemelos displasia
Jugando cerca del hospital

Con el ejército de familia y seres queridos que tenemos y un calendario bien pautado estamos consiguiendo que mi ausencia sea menos grave para él, aunque por supuesto lo es.

Parque de Cervantes
Parque Cervantes, al lado de Sant Joan de Déu

En este mal trago en el que nos vemos no puedo dejar de sentir un optimismo o empujón viendo los casos médicos que veo en los pasillos del hospital infantil. Esto, junto con tener un equipo médico y humano maravilloso a disposición, el bonito parque para jugar con su hermano gemelo un ratito al día y la estupenda familia que tenemos, que permite que podamos estar juntos los cuatro aunque solo sea un poco cada día. Puede que sea tontainica pero estas cosas me consuelan un montón.

Estamos programados para adaptarnos y sobrevivir y eso estamos haciendo, intentando salir adelante y confiar en un futuro mejor.

Y colorín colorado este post tan traccionado ha terminado.

Anuncios

19 comentarios

  1. Hola Anita pues como me dijo una amiga ayer : Dios no pondrá en tus hombros mas peso del que puedas soportar, no se si eres creyente o no pero es así eres una tremenda pedazo de mujer por eso te toco ser su madre, no tengo ni la menor idea de como debes sentirte o digamos que solo un poco yo vi a mis chiquitas hospitalizadas, gracias a dios por muy poco tiempo y cuando la vi con tanto tubitos y mangueras el mundo se me vino encima pero saber que ella estaba alli luchando y que pronto la tendría en mis brazos para disfrutarla al maximo me dio fuerzas cada mañana al levantarme, espero siempre tengas esas fuerzas y esperanza y cuando sientas que decaes solo piensa en lo feliz que sera cuando tu hija corra y juegue con su hermanito, fuerza desde aqui y esperamos pase pronto el tiempo para que termien rapido esta etapa en su vida. Estaremos pendiente de ti y tu chiquita por estos lados. Un abrazo fuerte para amabas.

    Le gusta a 1 persona

  2. Menos mal que cuentas con ayuda y con una buena organización para hacer frente a todo el proceso que necesita tu hija sin que el pequeño quede desatendido. Ay, y menos mal que el tratamiento no es tan duro o doloroso como pudiéramos pensar a primera vista. ¡Venga! Piensa que cada vez falta un poco menos para que se cure.

    Le gusta a 1 persona

  3. Anita, muchisimo animo. Veras que pasa pronto, y lo mejor, que ella no se va a acordar de nada y va a quedar estupenda. Es la grandeza de estos bichejos chiquitines.
    Un abrazo muy muy fuerte y toda la energia positiva desde Asturias

    Le gusta a 1 persona

  4. Ana, deben ser unos momentos muy duros. Animo! Cuando yo estoy pasando por situaciones complicadas, me sirve de consuelo pensar en otros niños que están malitos, muy malitos y tienen una casi imposible recuperación, y parece una tontería, pero eso me da fuerza y ánimo para pensar que lo mío es una chorrada y así seguir adelante.
    Suerte a tu princesa!

    Le gusta a 1 persona

    • No es una tontería, Mar, viendo los casos de los niños en este hospital…me desdramatiza al acto y doy gracias por tener a dos bebitos sanos. Lo que le pasa a ella es reversible y por lo tanto, no grave…gracias por los ánimos!

      Me gusta

  5. Weno Anita, nunca habia escrito antes, yo espero a mis gemelitas pronto y te sigo! Te mando muchos abrazos para acompañarte en esta etapa q esperemos sea corta. Que bueno que es poder contar así con la família y que podais pasar unos ratitos al dia todos juntos, la peque seguro q lo agradece muchísimo!!!!!!! Y los papis y hermanito también claro!!!!!!
    Mil besos y muchos ánimos!!!!!!

    Le gusta a 1 persona

  6. Hola Anita,
    Acabamos de encontrar tu blog, nosotros estamos en la misma situacion y da la casualidad que estamos ahora mismo en el San Joan de Deu desde hace casi una semana con nuestra niña en traccion.
    Nosotros estamos en la 10 planta por si quieres hablar un rato y compartir experiencias.
    Saludos y mucho animo.

    Le gusta a 1 persona

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s