Mi hija tiene displasia II: los efectos de la ortopedia reparadora

Finalmente tuvimos la temida visita con el traumatólogo pediatra, en Sant Joan de Deu.

Hospital infantil Sant Joan de Déu
Hospital infantil Sant Joan de Déu, en Barcelona

Era el gran día temido, debo reconocer que estaba cagada, cagadísima, después de intentar por todos los medios hacerme a la idea de que los siguientes pasos chungueras empezaban ya.

Por lo que nos dijo el médico en la última visita no teníamos ningún motivo para esperar nada bueno. Como os contaba en el post Mi hija tiene displasia, la cadera de la niña no reaccionaba a los tratamientos de ortopedia e íbamos a empezar una nueva estrategia, tratamiento, suplicio, vaya, angustiante en sí, compuesto de tracción , método que consiste en inmobilizar a la criatura durante dos o tres semanas mediante poleas, hierros y demás que le estiran las piernas completamente. Después de estas bonitas semanas de inactividad piernil, venía la de reducción cerrada con o sin cirugía y seguida de yeso pelvipédico. Que iba a ser todo una tortura china indispensable para que se corrija y pueda correr y caminar normalmente, pero chunga un rato largo y de mal llevar.

Desde que nos dijeron los siguientes pasos que íbamos a seguir hace tres semanas he tenido momentos de todo, bonito ninguno, intentando convivir con la angustia de madre (y madre primeriza además) ante un problema médico de hijos pero sin lograrlo y con notables altibajos. Más bajos que altos, no os quiero engañar.

Así que hoy iba como quien va al matadero, con la cabeza gacha y un sinvivir solidificado, autorecitándome las pocas cosas en las que encontraba consuelo, tipo es un mal necesario para que esté bien, es muy pequeña y ahora no siente dolor, tiene tan buen carácter que soportará estar meses inmovilizada medio cuerpo…

Mi gran, nuestra gran y feliz sorpresa ha sido que su displasia ha mejorado un punto, ha pasado del peor de los grados, displasia en luxación total, a parcial, así que la férula abductora está haciendo efecto, no mucho, pero algo.

No podemos echar las campanas al vuelo pero ha sido una gran noticia, una pequeña victoria en esta guerra de la displasia que nos tiene fritos.

Un grado menos significa sub-luxación, o sea, puede que la cabeza del fémur se quede dentro de la cadera y en ese caso podríamos volver al arnés de pavlik tres o cuatro meses y esperar lo mejor, o sea, que se reduzca y se coloque en su sitio y consiga la rotación.

Nuestro traumatólogo estaba contento pero ni os cuento nosotros, prudentes, sí, porque es solo una pequeña buena noticia pero que de momento para los siguientes capítulos, y, no nos engañemos, eran unos capítulos de mierda prescindible audiencia.

Displasia de cadera
Nadie diría que semejante manzanita tiene displasia de cadera!

Ella se lo ha tomado tan bien como acostumbra a tomárselo todo, con sus risas y carantoñas de niña-manzana-hermosa y buena. Me gusta pensar que no hay displasia que pueda con esta niña tremenda, de crecimiento rapidísimo y redondez suprema.

Niña que nació con un marcado bajo peso y que a golpe de comer comer comer comer con buena hambre y disposición toda se está poniendo redonda, lustrosa, rechoncha.

Y lo digo con todo el cariño y toda mi admiración, nuestra pequeña princesa guisante ha mutado no a fresón de Huelva sino a manzana suculenta.

Me hace feliz en extremo este indicio de recuperación así como su capacidad para crecer sin miramientos y sin mirar atrás.

Su risa es contagiosa y sus bracitos gorditos son la expresión del amor.

Voy a parar ya de halagos y cursiladas que yo he venido a hablar de la displasia y el primer síntoma de efectividad en el tratamiento ortopédico y en vez de explayarme explicando los cómos y porqués de la displasia infantil de cadera estoy babeando con mi hija y aunque estoy segura de que como madres todas estáis igual de embobadas con vuestros hijos me voy a retirar ya a mis aposentos, que el día será largo y tengo que estar descansada y fuerte para confiar mucho. Para confiar y creer que le vamos a dar una paliza a la displasia y patearle bien el culo.

¿Alguna madre orgullosa más en la sala? ¿Consejos para no ser demasiado optimista y romperme todos los dientes dentro de dos semanas?

Y colorín colorado, este post sobre la displasia ha terminado.

Anuncios

22 comentarios

  1. Felicidades por la mejora! que buena noticia
    Tienes todo el permiso para inflarte de orgullo, y además por partida doble!!!
    La redondez de la princesa enamora a primera vista, ten presente que el mejor curativo es el amor y recibe grandes dosis.
    El que la acompaña a sol y a sombra tampoco se queda atrás en belleza y simpatía 😉 muchas felicidades por esta pareja de soles!

    Me gusta

  2. Recetas para no ser optimista???
    Celebrar los avances por pequeños que sean, son el principio de algo bueno y si no como dice un dicho ” cuando lleguemos a ese río cruzaremos ese puente” y si nos tenemos que parar un poco a recoger los dientes pues perderemos ese ratito pero no estas dos semana.
    Te admiro pq no es fácil tener gemelos y si a eso le sumamos ser primeriza se hace mas complicado, soy consciente de que gran parte de mi “falta de preocupación” se debe enteramente a la seguridad de haber pasado por todo esto con mi primer hijo.
    Muchos besos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Ole ole! Otra super-nena en la sala.
    El optimismo no hay que perderlo. Por pequeño que sea el avance hay que celebrarlo y que nos llene de energía, así cogemos fuerzas para posibles caídas futuras.
    Me alegro mucho

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola yo tambien soy madre primeriza y mi hija tiene displasia severa hace tres semanas esta usando un arnés de pavlik pero para mi y para mi niña es un total tormento porque ella ademas nació con una malformación en su piernita izquierda asi que tuve que hacerle modificaciones al arnés para que le quede pero la verdad es muy incomodo asi que esta semana iré a ver al ortopedista para que me mande a ponerle otra cosa que no sea tan incomodo para ella ya que solo.tiene dos meses y medio y la lastima mucho. Espero que me ayuden con sus consejos ya que pata mi todo esto es muy doloroso

    Le gusta a 1 persona

    • Querida, no sabes como te entiendo. Nuestra princesa llevó Pavlik 4 meses en total, férula más de 5 meses, 3 semanas de inmovilización hospitalaria y nada funcionó. Ahora estamos esperando operación y vuela a empezar. Lo mejor que puedo decirte es que ella y tú os acostumbraréis pronto a esta nueva realidad y de verdad que el Pavlik no es tan malo. Se puede mover y la puedes lavar…espero que se mejore y mucha paciencia. Suerte!!! y sigue informando, por favor

      Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s