5 cosas que odio de ser madre de gemelos

La verdad es que aunque adoro a mis pequeñines con todas mis fuerzas hay cosas odiosas en el hecho de ser mamá de bebés gemelos. Es así, pese a que sé que voy a suscitar desaprobación en demasía entre mamás dobles y singles es así para mí.

He elegido cinco pero la verdad es que hay bastantes más cruzándome por la cabeza, pero no quiero agobiar a las futuras mamás de dos que lean esto ni convertirme en la enciclopedi a de la queja, es más para relajarme tras una noche especialmente dura de tomas y poco dormir.

Vamos allá:

  • Subir a un autobús

Si cuando estaba embarazada ya detecté comportamientos anormales en el ser humano en general y en las viejas señoras de edad avanzada en particular en los transportes públicos esto se agrava hasta el infinito y más allá ahora, al ir con el carro gemelar. Aunque en principio situaciones de chiste como que suban dos sillas de ruedas y que haya otro carrito gemelar, amén de carricoches simples y otros enseres “molestos” parece poco probable, os juro que en la realidad esta situación se da. Y no pocas veces, vaya. Ayer mismo tuve que bajarme de un autobús porque estaba muy cerca ya de empezar a repartir ostias contestar mal. Los comentarios de las personas, altamente tolerantes, que llenaban el autobús me estaban sacando de quicio: “¿dónde van todos estos (refiriéndose a las sillas de ruedas y a mí) a la misma hora?” “No debería permitírseles subir a los autobuses” etc etc etc. me estaban sacando de verdad de mis casillas. Y no fue un hecho aislado, pasa. En cuánto hay más de un trasto objeto no humano grande en el autobús la famosa tolerancia y empatía humana se pone en marcha y todo el mundo venga a refunfuñar y empujar. A más de uno le prohibiría yo el uso de los transportes públicos por tener doble ración de lengua viperina y cero sentido común.

Bebé gemelo cuatro meses
¿los gemelos tenemos que oír cada día las mismas cosas?
  • Oír cada día las mismas frases rollo banda sonora chunga

Parte odiosa donde las haya. Cada día al salir a la calle oigo en una letanía las mismas frases, emitidas, las más de las veces, por insoportables viejunas que son capaces de pararte por la calle para repetirte esas frases, originales todas, que seguro que las madres de gemelos no habéis oído jamás:

Gemelos, cuánto trabajo!”

“Qué bonito, niño y niña, en una ya lo tenéis hecho”

“Ahora no dormís pero después ya está”

y así dale que te pego, un día tras otro y vamos para bingo.

  • Necesitar siempre dos canguros

    Mi gemelo con mi amiga Genta, la mejor canguro no familiar
    Mi gemelo con mi amiga Genta, la mejor canguro no familiar

Por supuesto en estos cuatro primeros meses de vida de los gemelos no he tenido mucha ocasión de salir sola más allá de la esquina, pero un par de veces sí que hemos salido a celebrar cumpleaños sin los niños (en horario infantil y poco rato, no os creáis) y la nueva realidad es que a parte de no tener mucha energía ahora mismo para otro entretenimiento que no sea cuidar de bebés, cada salida requiere de una infraestructura canguril muy difícil de obtener. Deben quedarse no una sino dos personas y al menos una de estas estar familiarizada con las peculiaridades de este par de dos para poderlos manejar. Eso da bastante complicación para cuadrar horarios, necesidades y demás. Debo dar gracias a todos los dioses (en verdad debo dárselas al bueno de mi cuñado y a la buenaza de mi amiga Genta) de poder ir cada jueves por la tarde a mis clases de Gestalt, es un lujazo haber conseguido canguros permanentes en esa franja horario y que sean independientes y confiables.

  • No poder llevar a los dos gemelos encima

Esto sí que es una guisa de mucho cuidado. Soy independiente por naturaleza y tener que pedir ayuda para todo me pone de los nervios. O me ponía, porque menuda lección de humildad y trabajo colaborativo ha sido y está siendo el tener gemelos! Pero subir y bajar sola de casa a la calle es un temón. Hasta hace poco me las he apañado bien con los cocoon pero desde que la pequeña princesa guisante debe llevar una férula por su displasia (prometo post en breve explicando qué está pasando con su tratamiento) ya no puedo hacerlo así. La férula hace que solo pueda salir con ella mediante mochila porta-bebés (en este caso la fenomenal y de la que estoy enamoradísima BabyBjorn) y no zarandearla demasiado, así que subir y bajar vía ascensor enano con mochila, carro gemelar y otro bebé en brazos está siendo misión imposible. Sería fenomenal poder llevarlos a los dos encima mediante porteo y aunque sé que hay formas de hacerlo para nosotros no lo veo viable.

  • No poder ir a muchos locales que son estrechos

El primer día que salimos a comer fuera con los gemelos fue un gran día: no cupimos en el restaurante de chivitos al que íbamos y me moría por ir (en un alarde liliputiense de las dimensiones del local) no pude tomar café (descafeinado, of course) en mi cafetería favorita de la ciudad por falta de espacio de acción con el carricoche gemelar y despidieron a mi turroncito amado del trabajo. Un día memorable, vaya. Lo del trabajo se solucionó enseguida (una semana exacta y ya estaba en otro incluso mejor) pero lo los locales demasiado pequeños para carritos gemelares no se soluciona ni para atrás.

Tu vida cambia radicalmente el día que te das cuenta, leyendo reseñas de locales nuevos o cuando amigos te hablan de nuevos restaurantes o bares de que tu primera pregunta es sobre su tamaño. El primer pensamiento se convierte en “¿habrá sitio para el carro gemelar? y la mitad de las veces ya sabes la respuesta. Insisto: el mundo no está preparado para las mamás de dos.

Y vosotras, mulimamás o súper mamás, ¿Qué os pone del revés? ¿Coincidís en algo?

Y colorín colorado, este post tan odioso ha terminado.

Anuncios

17 comentarios

  1. Sólo me veo identificada con el punto de los comentarios, que acaban siendo muy cansinos.

    En el autobús nunca he tenido problemas. Y una vez que si que quiso subir una 2a silla de ruedas y ya había una y mi carrito fui yo la que decidió bajar para ceder el sitio. Solo tuve que coger el siguiente autobús.

    Lo que me era casi imposible era ir en metro. No sabes nuca qué paradas están adaptadas y cuáles no, por tanto es jugarse simplemente no poder salir porqué el portón automático es demasiado estrecho, no solo por el tema escaleras.

    Si yo puedo sola con los dos niños (y ahora con tres) ¿por qué la canguro no puede? No lo acabo de entender…

    Yo cuando tenía problemas para subirlos con el carrito me ponía a uno en la mochila, en brazos apoyado en la cadera al otro y con la otra mano arrastraba el carro plegado. A ver si te sirve… Es difícil pero se puede.

    Y lo de los sitios estrechos con el maclaren era fácil de solucionar porqué se podía plegar un poco con ellos dentro y así se estrechaba. Y en el caso de que no hubiese sitio en el local pues los dos encima y el carro plegado, cosa que si vas acompañada aun es más fácil hacer.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tus expertísimos consejos de mamá de tres!

      yo el metro lo evito un poco porque la verdad es que normalmente está demasiado cargado de gente para mi gusto. Y lo de los ascensores…pues sí, es un rollazo. Hay un mapa donde te pone la adaptación de todas las estaciones, eso sí.
      Los canguros no son profesionales, así que no quiero dejarles el “marrón” de tener que hacerlo todo solos…son almas buenas que cuidan de ellos en momentos de no poder yo 🙂
      No usamos la mclaren y el nuestro no cabe en la mayor parte de los sitios estrechunos. La cosa es que debo llevar siempre a la pequeña encima por la férula, no puedo cargar tan normalmente con los dos…tendremos que esperar a que se cure del todo y seguimos!!

      Feliz miércoles

      Me gusta

  2. Nosotros, sólo con una bichilla y un carrito, ya vemos muchos inconvenientes para ir en transporte público, porque hay paradas de tren que no están adaptadas, no tienen ascensor y hay que llevar el carrito en volandas. Y en las cafeterías o restaurantes a veces el espacio también es muy reducido, por lo que la logística se complica mucho. Y si encima quedas con otras parejas que también tienen bebés, lo mejor es irse al campo,al parque o a la playa, con espacio de sobra.

    Le gusta a 1 persona

  3. uffff, lo del transporte público es tela marinera!!!! nosotros estas navidades íbamos con el bugaboo para Gabriel y la maclaren gemelar con los otros dos, una odisea!!! pero bueno, como fue algo puntual, no tuvimos que aguantar ninguna bordería, supongo que si lo usas a menudo, tienes q estar hasta el gorro de los caretos de alguna gente!!!
    Y lo de canguro doble???? nosotros este sabado salimos a cenaa por primera vez desde q nació gabriel y se quedó mi hermano con los tres, cierto es que fueron 3 horas, nada más… Y que bueno, menos a Alfonso, dejamos a los otros dormidos…
    Yo siempre me pregunto cómo lo hacia mi madre con los mellizos teniendo yo 4 años y me hermano Miguel 3 años, jajaja

    Le gusta a 1 persona

  4. Hola preciosa!

    Pues la verdad es que es inimaginable todo ese rollo cuando sólo has tenido uno…, no me he subido en un autobús nunca (lo que es vivir en un mierdapueblo, oye), pero si en el AVE y la verdad es que es palo, palo si no consigues el super espacio reservado donde puedes llevar el carro sin plegar.

    Eso si. Hoy por hoy a veces pienso…., joder…, si hubieran sido dos ahora se entretendría solito…, porque llámame mala madre si quieres, pero a veces…., 3 años de niño activo a morir cansa a cualquiera…, debería ser una sílfide, tú.

    Muaaaasssss

    Me gusta

    • Eso es verdad y cuando tengo un mal día me consuelo pensando en esto, en que se entretendrán mucho entre ellos, aunque sea peleándose…y oye, siempre podemos ponerlos a jugar cuando confluyan en el espacio tiempo 😉

      Me gusta

  5. Hola Ana, mis gemelos son un mes mas peques q los tuyos ( ya te hice un comentario) son dos chicos y tengo otro hijo de 8 años.
    La logística ha dado un vuelco en nuestras vidas y además estamos solos, no tenemos familiares cerca.
    Me repatean los comentarios y miradas diarias a mis peques cual crucigrama de “descubre las siete diferencias” la gente te para con el fin de examinarlos, (son gemelos idénticos) y apreciar las diferencias. También me dedican condolencias por tener tres chicos y algunos se animan a platearme si iré a por la niña.
    Cuando llevo al mayor al cole, a diario, y hago el tetris de sacar niños de la cuna, montarlos en el coche, mochila…….. Hay gente q me ha dicho que menuda pena tener q sacar a los niños tan temprano de casa. Pena????? A mis chiquininos ha acabado por encantanles el paseo en coche matutino y se duermen hasta media mañana.
    Besos.

    Le gusta a 1 persona

  6. Madre mía cómo le gusta hablar a la gente!! ¿Nno te dan ganas de decirles algo asó como “no recuerdo haberte pedido la opinión”?? ¿o es que yo soy muy deslenguada?
    Aix, aix, tienen que expresarse a toda costa…
    Qué bien que se duerman hasta media mañana, así te dejan tiempo para hacer las cositas necesarias del día a día!
    En breve hablo de los cuatro meses, pero por el momento todas las novedades son buenas… ;))
    Ánimos y abrazos por tres!

    Me gusta

  7. pues me identifico con muchos de tus puntos:
    -Las frases. al principio era extraño tener tantas miradas sobre ti, pero ya ahora sólo pongo cara de seria e indiferente,
    Los comentarios miro a la gente y le sonrío sarcásticamente. En cuanto al canguro no he usado ninguno estamos pensando la idea de comprar el par, sólo he usado el fular y mis hijas no les gusta mucho, pero creo que es mas por el calor que emite. no se como usarlo doble y si podré con el peso.
    Hasta ahora me ha costado mucho salir sola con las dos y pues siempre dependo de mi esposo, su hermana o mama para salir, así que eso de perder la indepencia pega y mucho, de los locales es molesto no poder ir a un sitio que te guste por nn entrar los coches o ser muypequeños para estar cómodos. me pasa con un sitio de hamburguesas que me encanta! hemos dejado de ir por que no entran los coches y de ir seria con las niñas cargadas pero es un poco difícil comer hamburguesas con unas niñas en brazos no? Te entiendo es maravilloso ser madre múltiple, pero como dicen para ganar tienes que perder.

    Le gusta a 1 persona

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s