Operación pañales de tela III: Cuidados básicos

Queridos todos, esta saga sobre los pañales de tela que empezó con 29 semanas de embarazo, operación  pañales de tela y que siguió con Pañales de tela, glosario de términos y Operación Pañales de tela II: Cobertores termina con este post.

Me parece tremendamente importante terminar con unos apuntes sobre sus cuidados, cómo se lavan, cuándo y cuánto.

También me gustaría finalizar con unas conclusiones sobre su uso y mi experiencia en global.

Estas son algunas de las preguntas que yo me hice y supongo que vosotros os haréis también.

Vamos allá:

  • Lavado pañales de tela:

¿Cada cuánto se lavan?

Cada vez que se cambia al bebé, y eso es cada 3 horas aproximadamente los primeros meses de vida y cada vez se alarga más. Puedes usar un tipo u otro de absorbente si quieres que aguante más horas, por ejemplo, para la noche.

¿Qué hacer cuando se manchan de caca?

Pues lavarlos. Se pasan un poco por agua, no se recomienda dejarlos en remojo aunque la tentación sea esa. Un chorrito de agua para quitar a la susodicha de enmedio y ale, a la lavadora!

¿Se van los malos olores?

Sí, si los lavas a la temperatura y con el programa adecuados. Debe ser siempre con prelavado y a 30º si es programa de algodón (que mantiene la temperatura durante todo el lavado) y a 40º si es en sintético (que solo se pone un momento a esa temperatura). Si usas un programa más corto o con menos agua para el lavado de los pañales de tela…pues bueno, es más que probable que huelan. También si tardas más de dos días en lavarlos. Lo ideal es poner una lavadora cada día o cada dos como máximo.

¿Se pueden mezclar con otra ropa en la lavadora?

Sí,claro, siempre y cuando sea adecuada para este tipo de lavado. No vale poner un jersey de hilo fino que deba ser lavado de otra manera.

¿Con qué productos se lavan?

Nueces de lavado
Nueces de lavado, foto de Crianza Natural

Con cualquier jabón, pero ya que estamos cuidando la salud y la higiene de nuestros bebés, nosotros decidimos usar productos ecológicos, en concreto hemos probado dos: unas nueces de lavado,, que son cáscaras de nueces para lavar, como las que podéis ver en la foto y un jabón súpermegachachipiruli inglés que no tiene fosfatos ni nada de nada y que es especial para lavar pañales de tela y su cuidado. Hay diferentes tipos para diferentes intensidades calcáreas del agua y realmente funciona más que bien. Se usa poquísimo producto y eso compensa el gasto inicial. Nosotros probamos también las nueces y molan, pero ni la mitad que el jabón para los pañales del que os estoy hablando, podéis ver más en su página web 

Jabón para pañales de tela
Jabón para pañales de tela

 

¿Quedan manchados por el uso?

No, al menos no en nuestra experiencia. Nos dijeron que a veces la caca del lactante (podría decir deposiciones pero de verdad creo que al pan pan y a la caca, caca) puede manchar pero no nos ha pasado. Igualmente, si pasa, con secarlos al sol se van los restos de manchas. Y si no, con agua y limón. Nada de lejía, que es como ser hereje pero ir a misa. Lo hacemos todo súper natural y para evitar en la medida de lo posible el impacto medioambiental pero les echamos lejía…ejem ejem.

 

  • Secado pañales  de tela:

 

Al aire libre se secan como todo, de maravilla. Y sino, pues secadora, que los trotea más pero sin problema.

 

  • Evaluación final pañales de tela:

 

Después de casi tres meses de uso puedo dar  ya mi opinión sincera. Además, por un problema en la cadera de nuestra querida princesa guisante llevamos tres semanas no pudiendo ponerle más que pañales desechables así que puedo opinar aún mejor, tengo las dos versiones en la misma casa ahora mismo. La verdad, con la mano en el corazón y siendo todo lo honesta que puedo ser, es que los pañales desechables absorben más cantidad. Hay que preocuparse menos de cambiarlos porque aguantan más.

Pero ( y todo lo que viene después de un pero es siempre lo más importante) los pañales de tela funcionan súper bien, te hacen más consciente de los ritmos y ciclos del bebé, generan muchísima menos basura y son mucho más baratos a medio y largo plazo. Y son toda una declaración de principios, una forma más de vivir como queremos vivir y aportar nuestro granito de arena para que el mundo que dejamos a nuestros hijos sea mejor.

Así que, pese a aguantar menos horas impolutos y requerir de instrucciones para allegados bien intencionados valen la pena. Y sí, es hasta divertido explicar cómo funcionan a todos los involucrados en el alto y sagrado arte de cambiar pañales.


Y colorín colorado, este post tan pañalístico ha terminado.

Anuncios

2 comentarios

  1. Yo no tendría paciencia. Si vas a la calle y la caca te pilla allí ¿te vuelves con el pañal a casa? ¿Lo paseas indefinidamente hasta que se acabe la salida? El papá de mi bichilla quería haberlos usado, pero que los lavase yo, por eso nunca entraron en esta casa.

    Me gusta

    • Digna actitud la del papá!!
      Venden unas bolsitas impermeables para ponerlos cuando los has usado. Muchas veces los llevamos hasta el final de la saida, otras nos llevamos desechables y chinpún, que no somos fanáticos de nada ni ultras.
      Igualmene, nuestras “salidas no duran tanto…hay ciertas restricciones gemelares aún 🙂
      Veremos qué pasa cuando empecemos a pasar días fuera de casa…

      Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s