Minicunas y cambiador: puericultura imprescindible

Antes de ser mamá no tenía ni idea de qué cosas de la puericultura iba a necesitar. Leí blogs, pregunté a amigas, escuché conversaciones y si bien es cierto que todas coincidían en algunos aspectos del mobiliario infantil no entendí la razón suprema que tenían hasta que no tuve en casa a los dos bebés recién nacidos. Debo reconocer que en mi ignorancia conceptos como los de minicunas se me escapaban. También debo reconocer que me parecía extraño necesitar tantas cosas. ¿Minicunas? ¿Acaso no tenían ya una cuna? ¿Para qué demonios necesito una minicuna? ¿Cambiador? Pero si puedo usar una cómoda o la cama,

Minicuna, imagen de www.mundoparamibebe.com
Minicuna, imagen de http://www.mundoparamibebe.com

¿para qué quiero otro trasto en la habitación? Estas son exactamente las preguntas que me asaltaban, en un minimalismo naif, sin saber nada de camas infantiles ni tantas otras cosas. Cierto es que en el florido mundo de la puericultura hay un montón de aparatos, mobiliario infantil y demás que son total y absolutamente innecesarios. Entiendo que los bebés son el eje de una gran industria, la de la puericultura,  y me parece muy bien que así sea, pero desde el inicio del embarazo huí del afán adquisitivo respecto a los bebés. Por un lado, las cosas de recién nacido duran muy poco y por otro no quería gastar dinero si no era absolutamente imprescindible. Pues bien, la realidad es que tanto la minicuna como el cambiador son imprescindibles. Al menos, para mí. Os explico porqué:

Minicuna:

  • Permite movimiento: A TODOS los bebés les gusta el movimiento. Es cierto que a unos más que otros, en mi caso, a la princesa guisante le gusta rayando el vicio. No hay mal que paseándola por la casa no se cure ni lloro que unas sacudidas rítmicas no consuele. Que levante la mano la madre que no ha acunado a su bebé mientras hacía cualquier otra cosa, desde mirar la tele a comer. Yo me he convertido experta en hacer dos y tres cosas a la vez, así que mientras escribo esto, lo creáis o no me estoy sacando leche con el sacaleches eléctrico y meciendo a la niña a la vez.
  • Es móvil: así como las cunas están fijas las minicunas las puedes mover y colocar según conveniencia del momento. Esto es muy práctico para tenerlos junto a ti todo el rato, estés donde estés de la casa. En nuestro caso estés donde estés es literal, llegando a extremos como tener a la reina de la minicuna en la cocina, donde sigue con atención todas las explicaciones sobre la comida y movimientos de sus padres. La repanocha, vaya, esta niña va para chef, foodie o gordi, veréis.
  • Es versátil: a diferencia de la hamaca, la puedes usar para tenerles despiertos y cuando se quedan fritos ya no hay que moverlos de allí, evitando despertares que hay que evitar como el agujero en la capa de ozono. No hay mayor felicidad que la de tener un ratito libre cuando se quedan dormidos y esa paz, como la romana, no hay que quebrarla.

Cambiador:

Cambiador de madera y tela, imagen de www.pixmania.com
Cambiador de madera y tela, imagen de http://www.pixmania.com
  • Tiene la altura real de los padres: evita que te dejes los riñones en la cama u otro mueble cuyo fin no sea el de cambiar. A 8 o 10 veces por día, cualquier ayudita a la espalda se agradece un montón.
  • Bolsillos y estanterías: permite tener todo lo necesario para la higiene del bebé a mano. Sí, parece obvio, ¿verdad? pues a mí no me parecía tan necesario tener todo a disposición hasta que no tuve que cambiarlos. Evitar excursiones al baño u otros lados de la casa es fundamental.
  • Evita caídas: al tener protección lateral que otros muebles no pensados para este fin no tienen evita caídas. Si vuestros bebés son como los míos, les encantará estar desnuditos en el cambiador haciendo monerías. Es ponerles allí y quitarles el pañal y morirse de la risa. Les encanta estar desnuditos mirando cosas y riéndose y quién soy yo para privarles de tal felicidad. Es un momento bonito la mayor parte de las veces (el momento previo a vestirles, que eso no les hace maldita la gracia) y que puedan estar estirados tranquilos sin caerse se agradece.

Sé que los futuros padres estaréis preguntándoos qué muebles infantiles necesitáis y cuáles no, por eso escribo este post. Sé que llenar la casa de “trastos” no es el objetivo de ningún padre pero hay puericultura que es imprescindible para una vida con los bebés mejor. En nuestro caso fueron gratis los dos, la minicuna heredada de un familiar y el cambiador conseguido en una red de intercambio en internet y agradezco muchísimo el haber llegado a tenerlos o no sabría lo que me estaba perdiendo. El primer mes no tuve minicuna y de verdad que ahora que la tengo es de agradecer. Y para vosotros, papás de uno o de dos, ¿Cuál es vuestra puericultura imprescindible? ¿Qué muebles os han salvado la vida? Gracias a todos por comentar y hacer la vida de los futuros padres mejor! Y colorín colorado, por hoy con los muebles infantiles hemos terminado.

Anuncios

6 comentarios

  1. opino igual que tu sobre minicuna y cambiador… lo que no me parece nada práctico es la bañera, cambiador que lleva cajones porque son caras y en mi caso, esa bañera la hemos podido usar sólo 2 meses!

    Me gusta

  2. Cambiador desde luego imprescindible! lo de las mini cunas no las utilicé con mis mellizas y tampoco las eché de menos. En cambio tener 2 hamacas y un parque me dieron la vida! En las hamacas les daba biberones, papillas,…se entretenían con el juguetito y hasta me las llevaba al baño mientras me podía duchar. El parque super necesario con gemelos para tener un entorno seguro para hacer algo por la casa
    Las hamacas me fueron estupendas las de Babybjorn aunque ahora he descubierto unas fantásticas de la marca Childhome que voy a tener pronto en la web porque me parecen super completas tienen hasta bandeja para comer y capota para el sol..un lujo!
    Bañera+cambiador totalmente de acuerdo..un engorro!
    Un abrazo Ana!

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola! Coincido contigo Anita, las minicunas son un MUST. Yo tengo dos: una me la regalaron y la otra la compré de segunda mano en Wallapop genial de precio. En cuanto al cambiador, yo compré lo que viene siendo “el cambiador” y lo pegué sobre una cómoda de IKEA que ya tenía antes de nacer las mellizas. Para mí también son un MUST las hamacas, la manta de actividades (yo tengo una de Fisher Price que es muy grande para que quepan las dos), y una bañera que meto dentro de mi propia bañera para bañarlas. Mis amigas me regalaron un parque de estos enormes (viene a ser una jaula gigante) que me imagino se convertirá en mi mejor amigo en un par de meses cuando empiecen a moverse. También he comprado unos BUMBO SEATS de segunda mano para cuando ya sujeten bien la cabeza y se queden sentaditas, ya que me han dicho que son súper útiles a partir de los 5 meses o así. Besos!

    Le gusta a 1 persona

  4. También tengo la manta de Fisher Price pero aún no hemos empezado a usarla 🙂
    Las hamacas son mis mejores amigas y ahora quiero probar un columpio, que no veas lo que le gusta el movimiento a la niña! no sé qué son los Bumbo Seats! tendré que investigar!
    Abrazos, Sandra!

    Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s