Relatos de lactancia materna con gemelos II: almohada de lactancia

Hacía mucho tiempo que quería escribir este post.

Si antes del parto el cojín de lactancia era algo que no sabía muy bien si no era un invento tonto como tantos en el gran mundo de la puericultura infantil, ahora es, sin duda alguna, mi mejor amigo.

Después de casi dos meses de vida de mis gemelos, puedo afirmar que paso mucho más tiempo con la almohada de lactancia que con nada.

Las dos primeras semanas de lactancia materna, duras como lo que más, llenas de autoreproches, dolor y lágrimas no tenía cojín alguno y usaba uno normal de estos de cama.

Si bien es cierto que le daba pecho a mis gemelos uno a uno (con la inversión infinita de tiempo que eso comportaba) muy pronto me di cuenta de que con un cojín normal no hacía nada. Esas primeras semanas fueron un interminable suceder de angustias y dolores todos, que quedaron plasmados bastante gráficamente aquí, en este sufrido y verdadero post, relatos de lactancia materna gemelar, como dar el pecho a dos y no morir en el intento.

Recuerdo cuando en plena crisis de ingenuidad por mi parte durante el embarazo pensé cosas del tipo “esto de las almohadas de lactancia es un sacacuartos más, seguro que va igual de bien con un cojín normal” o “podré amilarme anchamente en el sofá y dar el pecho sin más” y ahora me parece increíble tanta ingenuidad.

Hay artilugios de puericultura que si es cierto que no me ha parecido que sirvan para mucho o nada (prometo un post con los más inútiles) pero un buen cojín de lactancia ahora me parece uno de los tres grandes imprescindibles en el universo gemelar. Y no gemelar, que también me va la mar de bien cuando tienen la suerte de mamar uno a uno.

En mi experiencia he probado dos tipos, uno para un solo bebé, el de Jané y otro para los dos gemelos a la vez, pero vayamos por partes.cojin-maternal-grande-jane-color-50258-r85-jane-DBE5638C

Cojines de lactancia gemelares apenas hay. El más famoso es el de Harmony, y no se puede comprar en tienda física en España, hay que hacerlo online y directamente a su patria natal, EEUU. Esto, unido a su precio (150€ que no es moco de pavo en estos tiempos que corren) fue lo que me hizo resistirme más.

Después de las primeras dos semanas de lactancia en las que me resistía a tener un “trasto más en casa” pedí de regalo de última hora y urgencia una almohada de lactancia.

La sufrida regaladora me compró el famoso tres en uno de Jané, elXX, que sirve para dar el pecho, de hamaca y como parte de contención en un parque de juegos en el salón. La verdad no he probado aún sus dos últimos usos, pero sí el primero y puedo resumir sus ventajas e inconvenientes en dos:

Ventajas: es cómodo para amamantar a un solo bebé pero es inconveniente para dos.

Si para uno es fácilmente maleable y flexible y eso lo hace llevadero y cómodo en cualquier asiento, para dos esto se convierte en un arma de doble filo, con sus resbalones e inestabilidades. Para dar el pecho a gemelos se necesita consistencia y dureza, características que brillan por la ausencia en este tipo de cojín.

En menos de 48 horas ya había tirado la toalla y casi cogido manía a este tipo de almohada de lactancia, reconozco ahora que de manera poco justa.

Finalmente me decidí a comprar (de segunda mano, eso sí) el justamente famoso cojín de Harmony y eso marcó el principio de una nueva era, donde amamantar al cuadrado era posible por fin.

Esperando ayudar a futuras mamás de gemelos, ahí va la lista de inconvenientes y ventajas, ahora sí.

harmony

Ventajas del Harmony:

  • Es sólido y no se te escurren los bebés, permitiendo que descanses los brazos y que estén totalmente estirados contra ti
  • Permite lo más de lo más en lactancia materna gemelar: dar el pecho a la vez, con el consiguiente ahorro de tiempo y energía que tantísima falta me hacen y os van sin duda a hacer.
  • Al ser tan grandote te deja espacio para un plato de comida (por supuesto que acabaréis comiendo mientras dáis la teta, hay que optimizar el  muchísimo tiempo que se lleva la lactancia materna), el móvil, la tablet o un pequeño portátil. Debo reconocer que lo uso de bandeja para comer, como soporte del móvil, teclado y para estantería en general. Primero no quería darle este plus multiusos pero es bien práctico el hacerlo así, veréis.
  • Se abrocha y eso lo hace estable y seguro para los bebés
  • Tiene una parte sólida donde apoyar la espalda que es la mar de ergonómica y cómoda, oigan
  • Se puede lavar, aunque por precaución y siendo tan patosilla como soy lo uso con una tela por encima, que es mejor no tener que curar y prevenir

Desventajas del Harmony:

  • Es tan grande que ocupa el sitio de una persona más en casa. cojinlactanciatucuxiNo lo podrás perder de vista aunque lo acabes asumiendo como un trasto más en el descuajaringado hogar gemelar
  • Para mi gusto queda un poco demasiado abajo de las tetas, cosa que solvento enrollando un arrullo y poniéndomelo debajo. Creo que sería mejor si usaran como complemento la buenísima idea de Tucuxi de ponerle una cinta, para sujetar mejor y poder regular la altura
  • No agunta la posición de rugby cuando los gemelos son más grandes (momento que estoy empezando a temer)
  • Es caro e imposible de comprar aquí

Sea como fuere, mi más sincero consejo es que lo pidáis para regalo y dicho sea ya de paso, que hagáis una lista blindada de las cosas que necesitáis para evitar malos tragos y recuatriplicación de bodies y más bodies de todos los colores y tamaños. Si os da coraje pedir descaradamente a la gente, haced un Baby Shower, ocasión para la que se pide directamente una wish list como la que hice yo para mi, os doy ideas en el post Como organizar un Baby Shower y cruzad los dedos para que os lo regalen.

No sé si otras madres gemelares tienen experiencias distintas con cojines de lactancia pero esta está siendo la mía, leeré encantada vuestras historias, seáis mamás de uno o de dos o de tres.

Y colorín colorado, aquí acaba este post que parece por Harmony patrocinado.

Anuncios

30 comentarios

  1. Bendito Harmony! Yo tuve un jane como el tuyo y lo tengo casi sin estrenar porque nunca me resultó cómodo, se me escurrían los bebes…alguna mami me ha hablado del harmony porque lo ha tenido y siempre han sido comentarios positivos

    Le gusta a 1 persona

    • Bendito, bendito!
      El de Jané para uno me parece bien, la verdad, y a veces les tengo que dar por separado, en momentos de “Crisis” pero para dos no way!! quiero usarlo también para hacer un mini vallado en el salón y como hamaca, a ver qué tal…ya te diré!

      Me gusta

  2. Estoy contigo Ana, los cojines de lactancia blanditos tampoco me parecen prácticos..Lo ideal para mi son más duros tipo Cucut que me fué de lujo cuando una de mis mellizas estaba en neonatos y me lo dejaron en el hospital. El Harmony no lo he probado pero parece práctico por todo lo que comentas. Y la desventaja de que ocupe ya no viene de algo más, no:-)..Me he visto reflejada cuando decías lo de mesita el cojin ! si es que al final tienes todo un mundo a tu alrededor! jaja
    Estoy luchando para traerlo a España (he contactado con ellos y estoy esperando respuesta) y ponerlo en la web porque a muchas madres les puede ser útil..
    Gracias por tu post! Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Sería súper útil, Carmen, sin duda! El Cucut tiene muy muy buena pinta también, deberíais animarles a que lo hagan para dos.
      Cualquier pregunta que tengas sobre el Harmony, aquí estoy, convertida una experta!!
      Abrazos!

      Me gusta

  3. Espero mellizos para febrero y ya tengo un hijo de 2 años, como no estamos para muchos gastos, estoy pensando en fabricarme un cojín de lactancia gemelar como el harmony, lo que pasa es que necesitaría saber las medidas aproximadas. Alguna mami que lo tenga, ¿me las podría decir aproximadamente? Me haría un favor tremendo, ya tengo a mi madre a punto con la máquina de coser 🙂

    Le gusta a 1 persona

  4. Yo también soy de las que compró el Harmony y lo vendió … no se vuestro caso pero yo tras varios meses de uso estaba como nuevo. Total , me salió por 40 euros. Sin duda alguno el mejor dinero invertido.
    Respecto a hacerlo, ahora no recuerdo las medidas pero no va relleno de algodón, es una material especial super resistente, así que veo muy dificil que lo logres hacer a no ser que consigas ese material.

    Le gusta a 1 persona

  5. Yo también me quedo con el , por lo menos si hay dudas o se cambia del pecho al bibe porque mi marido les da el bibe y lo usa continuamente, mientras le da bibe a uno tiene al otro reposando en el cojín y el peque no llora tanto, es ventajoso, compensa su precio si se usa tanto como nosotros 🙂

    Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s