Relatos de lactancia materna con gemelos II

gemeloslactanciamaternaLa lactancia materna puede ser lo más natural del mundo o parecerlo, en la teoría, en el manual. En mi caso, bien sea por la cesárea, bien sea por los problemas para engancharse al pecho los primeros días, ahora, a un mes menos un día de vida de mis gemelos sigo teniendo problemas para salir airosa de la lactancia mixta.

Dicen que el primer mes de vida de los bebés recién nacidos es el más complicado y difícil y me encantaría que me aseguraráis que así es porque realmente ha sido un loop de tomas interminables, sindormires y angustias lechiles todas como pudisteis leer en este otro post sobre el tema.

Aunque es notorio que mi producción de leche materna es más bien escasa y a todas luces poco para mis bebés, estoy intentando tener una actitud positiva y hacer todo lo posible para que cada vez sea más y que finalmente su alimentación sea solo con leche materna.

He leído, preguntado, consultado y reflexionado sobre el tema muchísimo y escuchado vuestros sabios consejos y me he animado con vuestros comentarios optimistas sobre cómo iría mejorando paulatinamente el tema de la teta y, finalmente, llevo más de una semana erre que erre poniendo toda la carne en el asador para producir más leche, pese a las irritaciones de pezón y el cansancio traicionero.

Estas están siendo mis técnicas, a ver qué os parecen:

Sacaleches, mi mejor amigo

Desde que a la segunda semana de vida de los gemelos compré el sacaleches eléctrico Medela Swing Maxi  intento usarlo lo máximo posible para estimular la producción de leche. Eso me trae sinsabores variados y alguna que otra inocente (a las que sacan leche en cantidad normal les pareceré grotescamente graciosa) alegría. Por un lado, encontrar tiempo para sacarme leche entre tomas es harto complicado ya que sus “comidas” duran entre 45 minutos y una hora (intento encontrar el equilibrio entre los 30 minutos que me dijo mi pediatra y el “el tiempo que ellos quieran” que es muy bonito pero cansado y rozando lo imposible) y a veces paso, literalmente, todo el día con las tetas al aire y el minitiempo entre tomas es para ducha, siestitas, comida, lavadora.

Por otro lado, la primera extracción de la mañana o última de la noche, según se mire, es la única que me da cierta alegría, siendo normalmente de 70 ml (aquí es donde las mamás lactantes de verdad se parten de la risa) pero otras durante el día hechas rápido y corriendo a veces no superan los 20/30 ml. para mi tristeza y desconcierto.

Estos datos, a todas luces insuficientes para mis dos churumbelitos, son los que más catastrofista me ponen, sin ver la luz al final del túnel de la lactancia mixta. Intento que no sea así y luchar con todas mis fuerzas, que ahora mismo no son muchas, contra esta inercia de poca leche que no aumenta.

Debo anotar que probé el método de la Extracción Poderosa durante dos agotadores días y sus noches y apenas puedo notar mejoría. O tal vez es que soy bastante lentita y no noto aún los beneficios del método.

Alternancia de biberones

Mi  pediatra, que es mamá reciente de gemelos gemelos7también y me parece una persona sensata y digna de confianza, nos ha dado cierto tiempo de plazo para conseguir la deseadísima lactancia materna exclusiva. Esto me ha parecido razonable ya que otros dictámenes médicos tipo “a partir de mañana solo lactancia a demanda” no tienen en cuenta el hambre y los lloros de los gemelos a todas horas y la imposibilidad física de llegar a satisfacerles solo con mi leche así de rápido y eficazmente.

De momento estamos en la fase 1 para conseguir el objetivo, o sea, dos biberones menos al día. Retirarles uno es fácil, ya lo hacía, una de las tomas de la noches es biberón 100% de leche materna y el otro durante el día es más misión imposible, por ahora.

El pecho no les satisface ni un segundo y al final de la toma, no importa que haya sido de más de una hora ya están llorando como si el mundo fuera a terminar ahora.

Eso deviene en una hora más de teta, con el consiguiente resentimiento pezonil y la susodicha falta de tiempo para todo, desde ir al baño hasta comer.

Infusiones y otras medidas

Una de las muchísimas cosas que he leído sobre cómo producir más leche materna es tomando infusiones de anís e hinojo. Hace unos días que lo estoy haciendo y, aunque tampoco noto unos efectos positivos devastadores al menos, sino funciona, mi leche tendrá un sabor rico rico a hierbajos dulces que hará que les guste aún más, si cabe.

Y como preparo un litro para cada día o más, así me aseguro de tomar una parte de los tres litros diarios de líquido que aconsejan tomar, que es, para mí y en invierno, tarea ardua donde las haya.

Tomas de dos en dos, como buenos hermanos

Aunque afortunadamente les estoy poniendo a los dos a comer al mismo tiempo gracias al adecuado cojín de lactancia gemelar (del que hablaré en otro post largo y tendido esta misma semana) y así gano tiempo, este sigue siendo insuficiente para los rudimentos de la vida, por mucho que esté en modo “mama”.

Por supuesto gano tiempo, sobre todo notable por la noche, momento el que normalmente están más proclives a dormir un poco más y alguna que otra noche nos dejan dormir casi dos o tres horas seguidas, todo un logro en estos andurriales gemelares.

Al principio se me hacía rarísimo e incomodísimo el tenerles a los dos succionando a la vez, me parecía un modo muy industrial de amamantar, sin poder disfrutar del contacto tranquilo con mis bebés recién nacidos pero poco a poco me voy acostumbrando. La verdad es que me gusta más darles el pecho de uno en uno pero este es un lujo que ahora mismo no me puedo casi permitir más que una o dos veces al día.

Sentimientos positivos

Pese a que de momento seguimos ejerciendo la lactancia mixta, intento pensar en positivo, haciendo hincapié mental en que es poca cantidad de leche hidrolizada en cada toma o que mis guisantitos se están poniendo muy hermosos y ganando peso a buen ritmo, estando ya casi a punto de superar la ansiada línea de los tres kilos.

No quiero desesperarme en este angosto camino que para mí está siendo la lactancia materna porque no sirve para nada y si lo hago yo misma voy cavando mi propia y no literal tumba.

Prefiero pensar que están sanos, preciosos y que tienen un hambre feroz de bebé creciente y que en unos meses necesitarán menos tiempo en cada toma y estaremos más tranquilos y en una rutina más normal, con paseos diarios y todo, oigan.

Me anima mucho leer vuestros comentarios así como múltiples relatos de cómo fue para tantísimas mamás singulares o gemelares la lactancia materna.

Me anima y me ayuda, así que no dejéis de darme vuestra visión y opinión sobre tema, seáis mamá de uno, de dos o de… ¡muchos más!

Y colorín colorado, aquí termina este post tan amamantado.

Anuncios

8 comentarios

  1. Muy buenas amiga!
    Ahora mismo estas en lo más complicado, es habitual que las tomas sean de 1h y es durísimo compaginar una lactancia gemelar con la extracción de leche y además lactancia mixta, a simple vista por lo que cuentas parece que no hay bastante producción, habría que valorar muchas cosas como cuanto estas suplementando al día, cuanto están engordando, cuantas cacas hacen…pero creo que lo mas sencillo dentro de tu caos de estos primeros dias podria ser aumentar la frecuencia de las tomas y olvidar un par de dias el sacaleches, intenta que durante el día no pasen mas de 2 horas entre toma y toma y de noche no pasen mas de 3 o 4, olvidare de todo lo demás durante unos dias, pide ayuda o deja que se caiga el mundo a tu alrededor sin pensarlo ni por un segundo, si consigues deshacerte del sacaleches y de los bibes arañaras muchos minutos al día que pueden ser el principio de una nueva etapa un poco mas relajada.
    Ya me contarlas como te va, mucha suerte en tu aventura

    Me gusta

    • gracias por tu respuesta!
      Ellos están aumentando de peso a buen ritmo, ganaron 270 grms y 300 grms en una semana respectivamente…hacen un montón de cacas al día, nunca menos de 3 y la verdad es que toman entre tomas mucho…¿Crees que sería bueno dejar el sacaleches aparcado por dos días? ¿eso redundaría en tener más producción?
      Aix, qué ganas de que esto cambie ya!

      gracias y feliz lunes

      Anita

      Me gusta

  2. Te sigo desde hace algunas semanas en el anonimato, yo tambien soy mamá reciente de un peque de 6 meses… por eso primero de todo quiero felicitarte por tus preciosos gemelos y luego animarte un montón los primeros meses (sobretodo el primer mes) es durisimo.
    La lactancia al principio es complicada tomas larguisimas, que se unen con la siguiente (y si ya hablamos de dos bebes no me puedo imaginar lo sacrificado que es), des de mi modesta experiencia te recomiendo muchisimaa paciencia ahora solo importan los peques, ni lavadoras, ni platos, ni … y que en cuanto puedas salir con loa peques te unas algun grupo de lactancia te ayudan mucho los profesionales, pero tambien las madres que estan alli que pasan por lo.mismo que tu, se aprende a normalizar cosas, jejeje.
    Muchissimos animos en este inicio y no te agobies mucho que la decision que tomes LME o mixta será lo mejor para ellos.

    Me gusta

    • Gracias Marta!

      Intento no agobiarme ni hacer nada más pero a veces es complicadoooooo

      Intentaré ir a un grupo de lactancia, a ver si ahora vamos sacando más tiempo y puedo sacarles ya en breve a la calle, les encanta ir en el cochecito, se relajan…

      Suerte con tu bebita!

      Anita

      Me gusta

  3. Hola!
    Creo que lo estás haciendo muy bien!!! Yo solo tengo un bebé de 19 meses y el primer mes fue horroroso! (solo imaginarme con 2 bebés se me ponen los pelos de punta!) Después de una cesarea necesaria nuestro primer contacto con la lactancia materna no fue nada ídilico, grietas y mas grietas….. pero mereció la pena! Disfrutamos 7 meses de LME y todavía seguimos! Una buena amiga comadrona me dijo +SUCCIÓN + PRODUCCIÓN, aunque hubo (y sigue habiendo) momentos duros. Me ayudó mucho poder hablar abiertamente con otras madres que también pasan por lo mismo, con sinceridad y sin miedo a ser juzgadas. Mucho ánimo!! Me encanta leerte 🙂

    Me gusta

    • Hola Mireia,

      gracias por leerme!
      Qué bien que podáis disfrutar de la LME tanto tiempo! sé que la cosa está en a cuánta más succión más producción pero dejarles hambrientos y llorosos me puede…si supiera cuánto tiempo necesitaremos para pasar ese bache todo sería mucho más fácil!
      Espero poder ir a un grupo de lactancia en breve, a ver si me da tiempo!

      feliz resto de lunes!

      Anita

      Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s