Lactancia materna gemelar: de como dar el pecho a dos y no morir en el intento I

Siento no poder dar una visión idílica de la lactancia materna, todavía. Espero estar en una vorágine con final feliz en la que no estoy viendo claramente aún el final feliz.

Estamos todos de acuerdo en que la lactancia materna es la mejor opción para la alimentación de los bebés. Soy muy fan, estoy a favor, he leído, pensado, rumiado y de todo ado sobre la lactancia, ya que sé que la leche materna es fantabulosa para los pequeñitos. gemelos

Pero (y todo lo que viene después de un pero es lo más importante) no estaba preparada o no era consciente de lo que significaría la dictadura de las tomas, la casi inevitable lactancia mixta en los primeros días de los gemelos, en la lentitud real de mi subida de leche y un largo larguísimo etcétera.

Empecemos donde se origina la historia, en el hospital. Pedí piel con piel y así fue con él, con el pequeño invasor, mientras mi querida invasorita estaba en neonatos, rozando la incubadora y siendo evaluada por su bajo peso (2 kgs). No tengo ni idea de si eso influyó o no en la subida de la leche, lo que recuerdo de los siguientes tres días en el hospital es a multitud de enfermeras, pediatras, médicas (sí, todo un universo femenino el del Hospital La Maternitat :)) dándome consejos valiosísimos y ayudándome a ponérmelos en el pecho. La lástima del asunto es que yo estaba tan aturdida, sobrepasada, analgesicada y aturgullada que no recuerdo casi nada. Solo a todos los visitantes familiares opinando sobre la lactancia o simplemente contemplando mi práctica imposibilidad de amamantar.

La lactancia materna es maravillosa, pero necesita mucha calma y tranquilidad. Así que recomiendo que se deje en paz a las mamás recién paridas para que puedan dedicarse a este nuevo mundo, trepidante y complejo como el que más.

Los pequeñitos eran muy pequeñitos y estaban todo el rato en la cuerda floja de la debilidad, con unos niveles de azúcar muy bajos y desde el segundo día decidieron darles leche hidrolizada en el hospital.

Al llegar a casa, todo fue a peor. Estábamos en un fantástico programa del hospital en el que te dejan llevarte a tu bebé de bajo peso a casa bajo supervisión diaria de una doctora. Afortunadamente, porque al llegar al hogar parecía que tuviéramos cada uno tres manos izquierdas y todo en nuestra contra. La casa estaba fría en plena ola siberiana, nervios por el qué hacer ahora, toda la ropa les iba grande, nada de abrigo, ropa de cama inadecuada, y por supuesto, de cogerse al pecho nanay de nanay. La señora nos iba iluminando en el camino a seguir y controlaba a nuestra muy pequeña invasora para que ganara peso y se pusiera bien hermosa. Nos dio pautas de conducta estrictas, prohibición de visitas y eso y sus consejos y sugerencias ayudaron un montón.

Los bebés seguían sin comer regularmente los primeros días así que instauramos el biberón, la lactancia mixta. Mi subida de leche no estaba siendo espectacular, al menos no el contenido, porque el continente, mis pechos, parecían el resultado de una mala operación de estética de los años setenta hecha experimentalmente en Colombia, de esas para pasar coca de un país a otro, los tenía todos llenos de bultos, duros y enrarizados, dificultando aún más que ellos pudieran mamar.

Me ayudó mucho la doctora con sus recordatorios de pensamientos positivos hacia mis bebés y la leche materna pero ha habido momentos en los que he entendido porque tantas mamás tiran la toalla en lo que a dar el pecho se refiere. Durante días no tenía casi leche, mi primer sacaleches Medela manual no funcionaba suficientemente bien, yo estaba muerta de cansancio por la dictadura de las tomas, que se superponían entre sí impidiendo el sueño, no aprendía a ponérmelos a los dos juntos y, al fin, en su segunda semana de vida llegó el colofón: ataques de hambre que les hacían estar pegados al pecho horas y horas.

He tenido, tengo y me temo tendré muchas dudas, porque cada quien tiene su versión de los hechos, su forma de verlo y proviene de un mundo en el que lo que te dice que hagas es 100% la verdad de lo que tienes que hacer. Había quienes me decían “no más de quince minutos mamando, el resto no extraen nada y solo te cansan” “déjales tanto tiempo como quieran estar, aunque sea más de una hora” “dales biberón” “no les des biberón, que sea solo leche materna a demanda” y así suma y sigue. Por supuesto todas las versiones se contradecían y he tenido unos días en los que los bebés no se cansaban nunca de mamar, tenían hambre siempre y les iba rotando, llegando a pasar 6 y 7 horas seguidas dando el pecho. Por no hablar de las noches sin apenas dormir, con tomas de más de una hora cada uno. Os animo a contar conmigo. Son 8 tomas diarias, por dos niños, 16, a más de una hora cada una…exacto. ¿Dónde está el tiempo para dormir, baño, comer? Esa es también mi pregunta. Así que, dejar de darles biberón ha sido imposible hasta el momento. Lo contrario significaba simplemente no descansar ni un minuto y tenerles llorando a los dos de hambre non stop.

Por eso entiendo porqué tantas mujeres dejan la lactancia materna y se pasan al biberón, con dos niños a la vez es absolutamente cansino.

Hoy, con dieciséis días de vida, estoy consiguiendo usar el cojín de lactancia (otro tema caliente en gemelos también, prometo dedicarles unos cuantos comentarios en otro post), parece que tengo más leche como lo revela mi uso frugal del sacaleches eléctrico. Frugal porque a veces las tomas se alargan tanto que no me dejan tiempo a reponerme y sacarme más. Sobre el sacaleches sí tengo ya un comentario: mujeres del mundo, tengáis o no gemelos, el doble es una maravilla y ahorra mucho tiempo. Yo compré el Medela Swing Maxi Doble Medela-Swing-Maxi y no me arrepiento nada. En poco ha sacado toda la leche que tengas y eso me permite ir rellenando biberones. El objetivo es conseguir turnarnos en alguna toma de la noche y en el futuro que pueda alejarme si tengo que hacerlo un rato sin matarlos de hambre. Lo que sí no recomiendo comprar es el sujetador para aguantarlos. Compré uno y visto lo churro que era (y caro, en una relación producto/precio para mí absurda) y lo devolví sin usar. Mientras, cogí un sujetador viejo y le hice unos agujeros para pasarle las botellitas. Y mucho mejor que el ropajo este, oigan.  Puedes tener las manos libres mientras, cosa que es de agradecer con tan poco tiempo “libre” entre tomas.

Desde anoche también, estoy consiguiendo ponérmelos a los dos a mamar a la vez, aunque no sea mi práctica preferida, es indispensable para mi supervivencia. Sigo algunas de las posturas indicadas aquí  y la que mejor va sin duda es la de rugby, al menos a mí. Digo que no es mi práctica preferida porque en verdad tenerlos uno a uno en el regazo, cogerles la mano, darles el pecho con la calma, mirándoles a los ojos, haciéndoles caricias es un placer. Esa es la parte bonita del asunto, claro. La chunga es que de uno en uno me lleva todo el nochedía y aunque me deja tiempo para leer, twitear, mandar fotos a amigos y familiares y estar al día de lo que sucede allí fuera, pero no me deja tiempo para los menesteres básicos de la vida.

A veces no consigo ponérmelos a los dos a la vez, ellos están nerviosos, yo muy dormida o el cojín de lactancia se nos gira en contra y empieza el espectáculo de hoy no vas a dormir ni un segundo otra vez.

Como veis estoy más que verde en esto de la lactancia materna y cada día es un nuevo mundo. Ayer, mientras escribía la mayor parte del post estaba un poco más relajada y optimista, hoy, después de una noche sin dormir y una mañana sin treguna lo estoy menos.

Hay días, como hoy y tantos otros en los que yo también quería dejarlo y dar el biberón sin más, lo confieso, confiando la suerte y salud de mis hijos  a Blemit Plus Forte o a Nidina. Sí, así de desesperada estoy  y he estado, de verdad.

Me encantaría ir a charlas sobre lactancia o grupos de apoyo, pero tengo indicaciones de no sacar a los pequeñitos hasta que pesen 3 kilos de casa, para evitar contagios con la gripe chunga que en su caso podría ser mala mala de verdad.

Así que cualquier comentario, vivencia, idea o sugerencia que tengáis me ayuda en este sindormir actual de la lactancia será más que bienvenido. Me queda mucho camino por recorrer y sé, mamás del mundo, que me podéis ayudar.

Gracias a todas por colaborar, con vuestra experiencia y sentido común.

Y colorín colorado, aquí termina este post tan entetado.

Anuncios

18 comentarios

  1. Buenos días,

    Ante todo, mi enhorabuena por tus gemelos y por aguantar todas las dificultades estos 16 días!!

    La que te escribe es una fanática de la lactancia materna que tiene una bebota de 7 mesecitos. En mi caso, soy fanática xq me lo pusieron muy difícil al principio y tuve que luchar mucho, por malos consejos y falta de apoyo, simplemente. Yo también pensé muchas veces eso de “con lo fácil que es dar un biberón y olvidarte tres horas!”. ademas, la lactancia mixta tiene lo malo de las dos y lo bueno de ninguna, ya lo habrás comprobado 😉

    Mi experiencia personal a día de hoy es que mereció la pena, cuando x fin se asienta, la lactancia materna es una pasada y mi bebota esta sanisima. Pero como se que es muy difícil, y en tu caso el doble, te dejo mis recursos:

    Las monitoras de la Liga de la Leche. En su web encontraras sus teléfonos, te atienden genial, aunque sea para desahogarte, porque están formadas en lactancia y en “asistencia social”

    El podcsdt de Lactando Murcia, que puedes encontrar en Ivoox e iTunes , y escucharlo donde quieras.

    El colecho: busca tus posturas y dormir mientras les estas dando el pecho. A mi esto me parecía imposible hasta que empece a trabajar y ahora duermo td la noche, ella se engancha y se desengancha cnd quiere y yo ni m despierto.

    Y como te dirán muchas veces: dormir cnd ellos duerman y no preocuparte de nada mas! El día q asumi eso tb vi la luz!!

    Es poca ayuda para el agobio q tendrás ahora, pero espero q t sirva d algo, un abrazo y muchos ánimos!!

    Me gusta

    • Gracias Nohemim!
      lo de la Liga de la Leche materna ya lo pensé, pero…¿es tan fácil como coger el teléfono y llamar a una de esas señoras? ¿y qué hago, le cuento mis problemas?
      Hacemos colecho pero con gemelos no es tan tan fácil darles a los dos en la cama…no termino de acertar la postura 😦
      Miraré sobre Lactando Murcia

      gracias y felicidades por tu bebota 😉

      Anita

      Me gusta

      • Tan fácil como levantar el teléfonoy contarles lo que quieras!! A mi también se me hacía “raro”, pero ya comprobarás que están para eso, porque comprenden por lo que estás pasando y están sensibilizadas y formadas en el tema. Como me dijeron a mi: si no pueden atenderte en ese momento no cogen el teléfono y ya está, lo hacen voluntariamente. Al menos, podrás desahogarte en un momento dado.

        Respecto al tema de que dar un biberón no es malo… No, no lo es, siempre que sea lo que TÚ quieras hacer. Yo también me harte a escuchar aquello de que no pasaba nada, de que se criaban igual de bien (o mejor, me decían a mi), que yo a ti te crié con biberón y mira que bien estás… Pero no era lo que yo quería hacer, así que esas palabras, lejos de ayudarme, me deprimían más. Por eso, sea lo que sea lo que tú quieres, te diré lo que me hubiera gustado que me dijeran a mi :

        ¡¡¡ÁNIMO, QUE LO VAS A CONSEGUIR!!!

        Tú puedes hacer lo que te propongas, que nada ni nadie te quite la ilusión 😉

        Le gusta a 1 persona

      • gracias Nohemim,
        veoo tu comentario muy muy tarde!! es lo que tiene no dormir…
        pues las llamaré, aunque lo que me gustaría es verlas!!

        espero conseguirlo, ahora estoy experimentando una cosa nueva, en breve os cuento los resultados

        abrazos agradecidos

        Anita

        Me gusta

  2. Mucho ánimo, es lo único que puedo decirte. Yo solo tengo uno, pero la lactancia me dio mil y un problemas. Al final, aguanté 6 meses con lactancia mixta, pero me costó horrores asumir que tenía que tirar de bibéron y fórmula. Lágrimas y más lágrimas. Hasta que me di cuenta que “mamá feliz, bebé feliz” y dije “basta”, si tiene que tomarlo, que lo tome. Y a sus dos años, está hecho un toro. Ahh, y ni caso a los demás; tú eres su madre y tú eres la única que sabe lo que le conviene a tus peques. Muchas felicidades por esos dos príncipes!

    Le gusta a 1 persona

    • gracias por tus ánimos, Alicia!
      yo empiezo a pensar igual, pero todo el mundo insiste tanto en que debe ser exclusiva y yo sigo tan convencida…pero no sé cómo lo voy a conseguir si esto dura mucho más… 😦 pero te tomaré como ejemplo!
      Anita

      Me gusta

  3. Animo, fuerza y apoyo de tu.pareja. A mi me costó mucho empezar, incluso ingresaron a la beba por la gran pérdida de.peso, además mis pechos son propensos a obstrucciones y se pasa mal al.principio, pero de verdad qur merece la.pena el.Esfuerzo que con dos tiene que ser monumental. El.sacaleches seguro que te ayuda a equilibrar descanso y pechos descargados algún rato. Ole tu por el esfuerzo que estas haciendo con dos, les estás dando lo.mejor!!!

    Me gusta

    • Gracias Lydia!
      el sacaleches desde ayer es parte de la decoración de la casa porque no me dejan ni un segundo…creo que he dormido 4 horas en las últimas 24 y cuando me “sueltan” no puedo ni pensar en sacarme leche…tendremos que esperar un poco y sí, ojalá pueda usarla para la noche y descansar un poco…
      Solo espero que todo esto pase pronto…

      Anita

      Me gusta

  4. Felicidades mamá por tus invasores!! la conquista ha empezado
    Lactancia, ay lactancia… es otro de los temas estrella, para todo aquel que te rodea XD
    Con mi pequeña llevamos 27 meses de LM, y te lo puedes imaginar que los comentarios que al principio eran todo alabanzas ahora ya van siendo más decadentes, primero bueno buenísimo y luego ehemmm…
    Entiendo el bajón y las dudas, yo con sólo una invasora también pasé por ahí. Llega un momento en que ves la luz y todo viene rodado, pero el principio cuesta.
    Muchísima fuerza supermamá!!

    pd. el cojín de lactancia es un invento del demonio!

    Me gusta

  5. Sólo darte las gracias. Antes de empezar con la lactancia materna solamente había oído decir lo maravillosa que era, algo así como el paraíso, sencillamente. Nadie te dice lo complicada que resulta, las veces que te desanimas y lo mal que puedes llegar a sentirte por no conseguir los objectivos marcados. Yo también soy madre de gemelos (bueno, mellizas) y, aunque tuve muchas dificultades y al final tuvo que ser lactancia mixta, me siento afortunada por haber conseguido amamantarlas. De cara a las futuras mamàs, agradezco que alguien hable claro sobre la parte dura del tema. Aunque eso sí lo tengo claro: con insistencia, al final, se consigue. Y eso no tiene precio. Gracias por hablar tan claro

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias Aina,

      yo también te agradezco tu sinceridad, la verdad es que estoy ya un poco saturada de las bondades y facilidades de la leche materna, mi sensación es que le sale a todas menos a mí, que lo hago mal, soy mala madre etc etc y la verdad es que la mixta no es una ganga para perezosas (no sentiste que a veces te trataban como si fuera por tu pereza en hacer las cosas bien??) y para mí implica dos jornadas completas al día…
      aix!

      seguiré contando mis peripecias gemelares

      feliz jueves

      Anita

      Me gusta

      • Sabes que pasa? Efectivamente tuve la sensación de que era pereza por hacer las cosas bien, pero lo peor es que yo fui mi principal atacante,……Yo sentía que no tenía suficiente interés en hacer las cosas bien; pero es que creo que a veces se nos olvida que nosotras también tenemos nuestras necesidades (sueño, cansancio, hastío, desconocimiento, miedo,…) y necesitamos descansar. Yo deje de dar de mamar alrededor de los 9 meses (vuelta al trabajo, cansansio,…) y aún hoy a veces me siento culpable. Ay, el peso de las convenciones y lo que los demás piensen,……. Es demasiado.
        Mucho ánimo! Tú puedes

        Le gusta a 1 persona

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s