34 semanas de embarazo: carta para mis gemelos

Ahora que termina el año y todos más o menos estamos en mood resumen del 2014 y listas de deseos para el nuevo 15 que entra, quiero compartir algo escrito también muy significativo para mí, sobre todo en esta recta final del embarazo.

Digo recta final aunque mi ginecóloga está que no da creditito con mi dilatación de útero 0 y la poca prisa que tienen los gemelos para salir. Quién hubiera pensado en llegar al final o casi final del embarazo con los pronósticos llenos de nubes que hicieron médico tras médico de mí y mi ausencia física de capacidades para concebir, gestar, parir.

Estas nubes negras siguen despejándose y la única que queda grandota en el horizonte es la cesárea, pero de esto hablaré en otro post, coming soon.

Justo antes de las vacaciones de Navidad, en mi última clase de yoga para embarazadas del año, mi profesora nos propuso cerrar el ciclo con algo especial. Nos invitó a escribir una carta para nuestros hijos, explicándoles lo que les quisiéramos transmitir para el futuro, en modo declaración de intenciones total.

A mí, con tres años de Gestalt ya a mis espaldas no me sorprendió tanto la propuesta y me encantó ponerme manos a la obra.

Hay algo siempre mágico en las visualizaciones, en verbalizar lo que cuesta imaginar, pensar, algo tan sencillo resulta tan extremadamente sano y terapéutico. Y esclarecedor.

Me hubiera encantado que mi padre me escribiera algo así, algo que en mi cabeza habría sonado como la célebre poesía musicada de Goytisolo, Palabras para Julia

Así que me puse manos a la obra, aunque sin ningún afán poético, con la carta para mis gemelos.

Y este es el resultado:

Reyes de mi corazón,

Ahora que estáis a punto de nacer quería explicaros lo que me gustaría que fuera nuestra vida a partir de ahora y mientras dure.

Lo más importante para mí es que os querré siempre, seáis como seáis, penséis lo que penséis y hagáis lo que hagáis.

Os protegeré cuando sea necesario y hasta donde lleguen mis brazos.Navidad2014

Seré quién soy siempre, incluso cuando sea inapropiado, y os respetaré desde la consciencia clara de que no sois yo, sino una versión mejorada y creciente de nosotros, vuestros padres, que os concebimos en, desde y para el amor.

Os daré todas las herramientas y la fuerza que necesitéis para ser felices y libres, intentaré siempre hacer lo que sea mejor para vosotros, sin caer en el desacuerdo ni la desaprobación.

Habrá días llenos de luz y paz, días de lluvia y aburrimiento, lecciones largas y momentos eternos de felicidad. Habrá mucho amor y valentía, mucho apoyo y muchos cuidados, que os permitirán crecer con seguridad.

Habrá días que no olvidaremos nunca y días que tal vez queramos olvidar, pero siempre intentaré que nuestro hogar, nuestro reino esté gobernado por el amor, el respeto y la libertad.

Os quiere,

A
Y colorín colorado, este post tan comprometido ha terminado.

Anuncios

4 comentarios

  1. Sniff… Lagrimita tierna rodando por mi mejilla derecha… Desde mi humilde lugar de tía putativa colaboraré para que estos maravillosos propósitos se hagan realidad… Amén!!!

    Me gusta

  2. Yo, que he leído taaaaanto tuyo (con o sin tu conocimiento), que viví tus inicios escribiendo, allá en Arag y que me siento tan identificada con muchas de las cosas que estoy leyendo en este fantástico blog, he de decirte que esta carta es lo más bonito que has escrito. Esto va a sonar raro, pero me encantaría nacer ahora y que fueras mi mami. Un beso enorme.

    Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s