14 Semanas de Embarazo: ejercicios para embarazadas y playas prenatalmente correctas

En esta semana 14 de embarazo ha pasado un poco de todo. Tuve mi primera visita directamente desde ginecología  del hospital de Sant Pau por ser, lo que la médica, no encantadora y empática precisamente, calificó como “embarazo de triple alto riesgo” (gemelos a los 40 años y con un útero extremada y abultadamente polimiomatoso).

En esta visita, a la que llegué tranquila (harto extraño: los médicos tienen un poder sobrenatural en mí, me apabullan, me ponen de los nervios y me dejan KO) salí irritadamente nerviosa. La doctora tenía el poder personal de sacar de quicio a cualquiera. No reparó en enumerar posibles problemas en el embarazo gemelar de “triple salto mortal”. Mil cosas nuevas que, ni ingiriendo toneladas de bibliografía gemelística sabía. Un dechado de virtudes la señora, oiga. De repente mi útero parecía una bomba a punto de estallar en cualquier momento y me quedó claro que ella haría lo que fuera para que no le explotara en la cara.

semana_14_embarazo
14 semanas de embarazo que parecen 24

También nos dijo, encantadora como la que más, que con tantos y agigantados miomas mi barriga parecía de 24 semanas de embarazo.

Un encanto vaya. No sabía si contestarle mal o ignorarla, la verdad.

También nos explicó la posibilidad, totalmente off Seguridad Social de  hacerse una prueba llamada Harmony o Nace, para determinar si hay problemas cromosómicos en los fetos pasando de la archifamosa (y no para bien) amniocentesis. La broma cuesta 700€ y da el 98% de fiabilidad con un simple análisis de sangre. Prometo post largo y tendido al respecto en breve.

Esta visita “de rutina” que resultó ser poco fascinante rompió en dos las deliciosas vacaciones en l’ Empordà. No hubo un antes y un después sino que más bien mi cerebro hizo un reset para concentrarse en las evidencias más importantes: comer sano, cuidarme mucho y darle cuidados especiales a mi cuerpo durante esta increíble etapa que es el embarazo.

Respecto al ejercicio he podido hacer maravillas este agosto. He descubierto 3 playas en l’Empordà que quiero compartir con vosotros, estupendas desde el punto de vista prenatal ( y visual, claro).

Platja de la Fonollera, Torroella de Montgrí
Platja La Gola del Ter, Torroella de Montgri, Costa Brava

La primera de ellas, y tal vez la más indicada para embarazadas es Platja la Fonollera (que no la follonera) o Gola del Ter una extraña joya bastante cerca de Torroella de Montgri, donde se juntan la playa y la desembocadura del río Ter. Ventajas: en sus kilométricas orillas puedes caminar y caminar por la orilla al ritmo que quieras. No hay millones de personas y las pocas que hay son más bien de naturaleza tranquila, así que te permiten pasear y pasear dándote un buen masaje en los pies y en la circulación. Particularmente siempre he sido muy fan de las caminatas en las orillas del mar y os podría decir que he tomado algunas de las más brillantes decisiones de mi vida en estos momentos amagicados. Ahora mismo, las reflexiones sobre mi futuro y las trascendencias varias no tienen lugar en mi hormonada cabeza y me he dedicado a observar cosas simples pero bellas: cómo los niños juegan, reflejos de luz en el agua,  y el extraño efecto de la maternidad en el cuerpo humano. Recomendaciones prácticas: necesitarás sombrilla, agua y comida ya que no es playa de chiringuito. Es desértica, para lo bueno y para lo malo. Por supuesto, se llega en coche y solo tienes que caminar 5 minutos para acceder a ella. Todo muy prenatalmente correcto.

illaroja_playa_begur
Platja Sa Roja, platges de Pals, Begur

La segunda, hermosísima, es Platja Illa Roja, entre las playas de Pals y Begur. Esa zona, llena de calas de quitar el hipo, nos ofrece esta maravilla a las embarazadas: se puede llegar en coche. La playa grande tiene forma de cala pero es bastante grande, rodeada por dos grandes pedruscos típicos del paisaje de la Costa Brava donde los chiquillos hacen cola para tirarse al mar. A continuación encuentras otra, esta sí, cala-cala, rodeada por pedrusco y acantilado.

Estéticamente es maravillosa, con sus pinos mediterráneos, sin construcciones humanas, abruptas y bellas rocas, agua cristalina. La grande, es para embarazadas valientes: sus olas son bastante potentes y el agua tiene lo que llamaríamos carácter. Esto ofrece la posibilidad de flotar y olvidar tu peso y pesadeces crecientes al ritmo del mar. No es playa de arena, es de piedritas, así que es más limpia. La pequeña, es como un remansito de paz acuática. Puedes flotar, nadar, hacer la boya o quedarte embobada con su belleza natural. Para mí, al atardecer o amanecer y no en agosto sería la playa ideal para hacer yoga, por su entorno y energía vital. Un detalle: ambas son playas nudistas, así que son ideales para ir con tu turrocito, cuqui o amor, como queráis llamarle. La ausencia de ropa a mí me deja más cerca de la naturaleza aunque tengo que reconocer que a veces me da vergüenza. No hay problema, es mixta téxtil y mucha gente lleva puesto el bañador. Mucho respeto en el ambiente, tú eliges.

La tercera y última es la Platja de Sant Martí d’Ampuries. Esta es una de las más concurridas pero tiene muchas ventajas. A parte de su escenografía, maravilla de árboles mediterráneos cabizbajos por la Tramontana, arenas blanquinosas y aguas de azul escándalo esta sí tiene chiringuito y duchas. Si bien hay bastante gente en el pico del verano, son más bien familias tranquilas y tienen la estupenda costumbre de irse a la hora de comer, dejándote la playa mucho más amplia. En esta el ejercicio que recomiendo es nadar.

Platja Sant Martí d' Ampueries, Ampuria Brava, Costa Brava
Platja Sant Martí d’ Ampuries, Costa Brava

Sus tranquilas aguas cristalinas y limpias permiten nadar bien a gusto. Nadar es una de las mejores cosas que podemos hacer en el embarazo, y a mí, una de las que más me gustan. Me hace sentir ligera, activa, capaz y es bueno para todo mi cuerpo, haciéndome sentir un poco como a ellos, mis gemelos, flotando en el agua.

Esta cala es pequeñita y sí tiene chiringuito, pero los precios son un poco too much. Se llega en coche y lo puedes dejar en un cómodo parking demasiado caro para mi pobre economía, pero sí, con sombras y a 1 minuto de la playa.

Y colorín colorado, termino este post agigantado.

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola Ana!! Llevo unos cuantos meses siguiendo tu blog y la verdad que estoy aprendiendo mucho, este va a ser mi primer hijo y estoy pez en todo, yo quería indagar sobre el tema de los múltiples miomas y el espacio que queda en el útero para el o los bebés, porque empiezo a leer cosas sobre oligoamnios y retraso en la biométrica útero extremadamente irregular, que eso es cierto,y me pongo mala. Quería saber como has llevado tu este tema? Porque para mi viendo la cara de los médicos cada vez que ven mi útero exageradamente polimiomatoso me preocupa, casi hasta el terror cada vez mas.
    Un saludo y enhorabuena por tus preciosos gemelos

    Me gusta

    • Me alegra serte útil! La verdad tengo una colección de miomas de todos los tamaños y ubicaciones y durante el embarazo oí de todo y nada bonito. Creo que al venir ya entrenada de los médicos chungueras durante mis intentos de embarazo aprendí a subir la música en mi cabeza y mirar para otro lado. No podía haceer nada excepto confiar y esperar, y eso es lo que hice.
      Pero cuéntame un poco más, tamaño, pronóstico…si quieres, por email.

      Abrazos!

      Me gusta

Me encantan los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s